¿Libertad que esclaviza?

0
277

Libertad de acción, derecho más que valioso con el que cuenta el ser humano.

Cada uno de nosotros fuimos finamente diseñados con la capacidad de optar, libres para elegir, decidir, proyectar o cualquier otra cosa sobre nuestras vidas. Al respecto podríamos decir, que muchas de las situaciones que hoy vivimos son el resultado de nuestras libres decisiones del pasado. Decisiones que tomamos en la libertad en la que fuimos creados y que por consiguiente causaron un efecto en nuestra vida.
Es más que común escuchar el viejo reclamo de muchas personas, diciendo que no se sienten cómodos perteneciendo a alguna religión, ya que estas, pareciera que de alguna manera tratan de quitarnos la libertad de hacer de nuestra vida lo que queramos, y si existiera una tendencia o gusto personal por tal o cual hábito, se verá censurado por la larga lista de los » No debo» de la religión.
En definitiva en más de una ocasión esta lista de prohibiciones, basadas seguramente en una buena intención o en la necesidad de establecer un orden, termina causando lo contrario a lo que se desea, y en muchos casos un equívoco alejamiento de Dios, quizás propulsado por dicha lista de «No debo, No debo, No debo….».
Pero que sucede cuando lo que creemos que pertenece a la «libertad» de elegir se convierte en nuestro peor enemigo?, o en el peor de los casos, cuando el desenlace final tiene aspecto de una adicción destructiva para nosotros, sigue siendo libertad?
Por mi ocupación laboral, administro tecnologías informáticas, sistemas que manejan miles y miles de transacciones diarias.En más de una oportunidad y debido a la gran manipulación de datos, este proceso desencadena un error en el sistema. En la mayoría de los casos mis compañeros y yo contamos con experiencia para corregir dichos errores, y evitar así un impacto negativo sobre los procesos. Pero cuando el error no es de fácil solución o excede lo que nosotros podemos hacer, tenemos que comunicarnos de manera urgente con los desarrolladores informáticos, son ellos los que crearon dicha plataforma tecnológica y conocen mejor que nadie cada uno de sus componentes, y las mejores prácticas recomendadas para evitar cualquier futuro error.
A donde quiero llegar? te preguntaras. Creo que Dios es nuestro gran diseñador, sabe a la perfección bajo que circunstancias podemos vivir mejor y bajo cuales no. Sin embargo El no condiciona o censura tu «libertad de elegir», uno de los componentes con los que te creó es el libre albedrío, para que elijas lo que quieras, pero también fuiste diseñado con otro, que es la necesidad interior de relacionarte con Dios, y es en este punto es en el que me quisiera detener.
Cada uno de nosotros tiene ese vacío interior, vacío que solo puede ser llenado por Dios, simplemente porque así fuimos diseñados por este supremo arquitecto, pero sucede que una y otra vez el hombre busca saciar este vacío en fuentes sustitutas, fuentes que quizás calmen momentaneamente ese vacío, pero que luego se vuelven incapaz de ocupar el lugar que le pertenece a Dios, entonces una y otra vez continuamos frustrándonos, no encontrando el real sentido de la vida.
Lejos estoy de hacer una juicio de valor en contra de nadie, ya que nadie esta libre de cometer errores, pero veo como esta «libertad de acción» nos juega una mala pasada una y otra vez, cuantas personas hoy viven luchando en contra de vicios como el alcohol, el cigarrillo, las drogas o tantas otras, podemos ver como una y otra vez las adicciones destruyen sus vidas y sus familias, y lo que inicialmente fue la «libertad de elegir» hoy es lo que los esclaviza, ya que no son libres para poder abandonar estos hábitos, los cuales hicieron de ellos presas fáciles de manipular.
Entonces vemos como lo que en un principio fue libertad se transformó ahora en esclavitud, ya que los vicios destructores pueden manejarnos, y ya no somos libres para decidir lo que queremos, ahora somos esclavos de nuestra «libertad».
Cual sera la salida a tremenda problemática?
Continuar con largas listas de No debo, no debo, no debo….? Definitivamente no.
A donde quiero llegar?, te preguntaras por segunda vez.
Quiero llegar a las palabras del gran arquitecto.
Dijo Jesús:
Y conocerán la Verdad, y la verdad los hará libres
.

Jesús es el camino la verdad y la vida, y nadie llega a Dios, sino a través de El.

Quieres ser libre interiormente y llenar ese vacío?, encontrar paz y el verdadero propósito para tu vida, entonces necesitas conocer a Jesús.
No busques mas en fuentes sustitutas que solo traen esclavitud, El es la verdad que hará que te conduzcas por nuevos caminos, sendas que traerán la restauración que estas necesitando.
Quiere hacerte libre de todo aquello que te está atando, sabe como subsanar las futuras consecuencias de nuestros pasados errores.
El no está dispuesto a castigarte, ni a reprocharte tus fracasos ni los mios, El está dispuesto a provocar el cambio mas grande que puedas experimentar en tu vida y de completar el plan que preparó para ti.
En la literatura del maestro, tu eres el sujeto que provocó la decisión mas difícil de entender, entregar su vida por amor .
Pero esa muerte no fue solo parte de una historia del pasado, tiene un efecto real y vigente para estos días también.

Jesús esta hoy a tu puerta, te llama, y te dice:
Yo Soy la verdad, quiero hacerte libre.

Autor:Fabio Miguel Pereyra

http://reflexionesbreves.blogspot.com


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here