Pedro Solbes, la marcha del hombre sensato

2
238

Pedro Solbes, la marcha del hombre sensato

Ayer conocíamos una noticia que debería entristecernos a todos, como es la marcha de la política española de Pedro Solbes, que se va a realizar labores de asesoría en la Unión Europea.

Es una noticia triste porque se marcha uno de los pocos hombres con sentido común en nuestra política nacional, uno de los pocos políticos coherentes con sus ideas, el único que antepuso durante toda su vida la sensatez a la demagogia, mal llamada tantas veces ideología.

Pedro Solbes ha sido víctima de las situaciones en las que se ha visto envuelto. Primero sufrió la debacle del gobierno de González y luego los delirios de grandeza ideológica pero vacío esencial de Zapatero, y en ambos casos salió escaldado.

Supo poner al mal tiempo buena cara y tratar de encauzar los excesos de sus presidentes, que nunca tuvieron la virtud de hacerle caso, aunque sí la de contar con él, la de confiar en su capacidad para sacarse conejos de la chistera que permitieran la viabilidad económica de ideas descabelladas.

Le quedaban varios años de fortaleza física y mental para poder haber dirigido el Ministerio de Economía, pero no pudo con los dislates de Zapatero, por lo que acabó refugiándose en el Congreso de los Diputados.

Sin embargo, un escaño se le queda pequeño y por eso se marcha a Europa, aunque el Partido Popular, en su afán de sacar ventaja de la confrontación permanente con el gobierno, siga viendo razones ocultas en su decisión.

Pedro Solbes representa el extraño caso de un hombre dedicado plenamente a la política, pero que nunca fue un político porque siempre dio más importancia a la coherencia argumental y a la eficiencia económica que a la demagogia política.

Sentí cuando se marchó del Ministerio de Economía y ahora que abandona la política española no cabe otra que desearle lo mejor y soñar con que aparezca algún político de su altura, aunque lo dudo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here