La doble moral del PP

0
79

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                      

     Uno llega a alucinar cuando recuerda que hace un par de meses los presidentes autonómicos del Partido Popular le montaron el “pollo” al Gobierno de España con el tema de la financiación autonómica. Su protesta por lo que ellos consideraban que era   poco el dinero que se les daba llegó a parecerse mucho al celebérrimo lema del mayo francés del 68 cuando se gritaba aquello de “seamos realistas, pidamos lo imposible”. Y esto lo hacían los del PP cuando el país estaba en plena crisis.

      Pero fíjese usted que curioso. Ahora resulta que el Partido Popular, aquel que demandaba más dinero para las autonomías donde gobierna, le propone apoyo al Gobierno para, según sus dirigentes, salir de la crisis, pero la contrapartida que plantea es la de que no se suban los impuestos. Rajoy, Montoro, González Pons, por cierto este último me recuerda mucho a Vicente Martínez Pujalte, por sus descabellados e incoherentes argumentos, un cómico sustituye a otro cómico, insisten una y otra vez con la de la bajada de los impuestos.

     Ya sabemos que Mariano tiene un plan para sacarnos del atolladero pero si ese plan es tan coherente como lo de pedir al Gobierno más dinero y al mismo tiempo exigir que se bajen los impuestos estamos listos. A no ser que ese plan contemple el que se pueda sacar más dinero al mercado sin el correspondiente soporte legal que haga posible esa “inteligente” y demagógica petición de los populares, lo cual nos llevaría a que el Banco de España tuviera que “falsificar” unos cuantos miles de millones de euros. Hombre, como poderse hacer se puede hacer, sólo es cuestión de disponer de papel y de tinta, aunque se puede echar mano de la fotocopiadora y que cada  uno se “agencie” el dinero que le haga falta.

      Si el plan de Mariano consiste en recaudar menos y gastar más dándoles a las autonomías más dinero apaga y vámonos. Hay autonomías como la valenciana que son un pozo sin fondo, nadie sabe donde mete Camps el dinero, bueno si, en Copas del América, en Fórmula 1, en la Volvo Ocean y en otros fastos que no contribuyen a mejorar el bienestar de los valencianos y sí contribuyen a condenar a más de 22.000 alumnos a seguir estudiando en barracones de chapa y a que la Comunidad Valenciana sea la segunda en fracaso escolar y la última en atención sanitaria.

   Ay, Mariano, Mariano.

                                                            

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here