Sociopolítica

Adivina, adivinanza

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                 

    El 30 de marzo de 2009 el diario Información de Alicante nos informaba de que las Cortes Valencianas pagan el seguro de autónomo al impoluto Ricardo Costa y a otros cinco diputados por su trabajo privado. O sea que además de consentir el pluriempleo les pagan su cotización. Lo mismo que hacen todas las empresas privadas con sus trabajadores que se dedican a hacer “chapuzas” por su cuenta después, y en muchos casos durante, las horas de trabajo, ¿no? Nunca te acostarás sin haber aprendido algo nuevo.

     El 5 de mayo de 2009 el diario Levante de Valencia daba cuenta de que los Cortes Valencianas pagan a los diputados el seguro a todo riesgo de sus coches. Igualito, igualito que se hace en la empresa privada, ¿no? Nunca te acostarás sin haber aprendido algo nuevo.

    Siguiendo con los privilegios, el diario El País nos contaba el pasado cuatro de abril  que los letrados de las Cortes Valenciana, más concretamente el letrado mayor, se oponía a que el actual Síndic de Greuges (Síndico de Agravios) José Cholbi cobrara un finiquito de 114.612 euros por haber dejado su escaño para ocupar la sindicatura y dedicarse a defender a los valencianos. Todo ello como consecuencia del acuerdo de las Cortes Valencianas, incluido en su reglamento, que consistía en  que cada diputado que cesara en su cargo, bien por propia voluntad o porque su partido había decidido que no repitiera, percibiría como finiquito el equivalente a una mensualidad por año en el cargo hasta un máximo de 24 pagas. Vamos, lo que cobra un trabajador cualquiera cuando lo despiden o cierra la empresa en que trabajaba, me refiero a la cantidad. En el caso de Cholbi se hablaba entre los 114.612 euros y los 132.000. El letrado mayor informó negativamente argumentado que una iniciativa así debía constar en la Ley de Presupuestos de la Generalitat Valenciana y no podía ser legislada simplemente al amparo del reglamento de las Cortes. Esto provocó la protesta de más de veinte ex diputados que incluso amenazaban y siguen amenazando, a la presidenta de las Cortes Valenciana, Milagrosa Martínez, con llevar el asunto ante los tribunales. La cosa no ha parado ahí sino que ha ido mucho más allá: La Mesa de las Cortes, su presidenta, ha destituido al letrado mayor que rechazó pagar 700.000 euros a diputados en finiquitos. El motivo, según la presidenta, era que la “incomunicación” con el letrado mayor hacía necesario un cambio.

      Adivina, adivinanza: ¿Cual es motivo real del cese del letrado mayor de las Cortes Valencianas?

                                                                               

 

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario