Sociopolítica

Que no te engañen: los periodistas

francisco-rubiales

Como todo profesional, el periodista tiene que seguir las ordenes de sus jefes, para que lo que hace sea aceptable ante su editor, y pueda ser publicado.  La linea editorial tiene prioridad al escoger cuales segmentos van a ser parte de la proxima publicacion, ya sea en radio, prensa, television, e incluso ahora en la red.  Por eso les recomiendo: investiguen antes de formar su opinion.

Encerrado en lo politicamente correcto, se limita la creatividad del periodista, y se lo empuja a hacer preguntas indebidas; no importa si hace el ridiculo, porque sus colegas (actuando en defensa del status-quo) pondran el enfasis en la persona entrevistada.

Solo al periodista confiable [ante sus jefes] se le permite hacer programas en vivo, de donde sacan extractos que luego repiten en noticieros; pero si les va mal, lo ignoran por completo y lo dejan al olvido, porque no les conviene.

Nos han repetido [innumerable numero de veces] que los periodistas nos dicen la verdad, pero resulta ser una verdad a medias, porque no les permiten decirnos toda la verdad y nada mas que la verdad.

La mayoria de los medios de comunicacion son empresas privadas, en busca del lucro economico, que los obliga a decirnos lo que les conviene; y claro que se apoyan entre si, dandonos muchas razones para creerles, aunque para eso finjan estar en constante oposicion.

Los periodistas independientes tampoco son tan de confiar, porque tienen sus propias agendas de auto-ayuda, favoreciendo a quienes luego los podrian favorecer; de ahi que veamos publicaciones que podrian llamarse publirreportajes, dando a conocer servicios, productos, negocios o prospectos de politicos, que aparentan ser de beneficio para todos.

Ante tanto cinismo, cual es la mejor opcion?
Los periodistas en las instituciones publicas tambien estan restringidos a la agenda politica de quienes estan en el poder; asi que lo que mas nos conviene es escucharlos a todos, en igual cantidad de tiempo, y con un grano de sal.

Ese grano de sal es la ‘duda’ que debemos mantener, hasta que logremos saber suficientes versiones de la misma verdad.  La investigacion toma tiempo, y a veces tardamos años en enterarnos de los detalles, como en el caso del escandalo farmaceutico de las vacunas contra las gripes aviar o porcina.  Asi que tengamos paciencia y evitemos juzgar precipitadamente.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario