Sociopolítica

EL PÉNDULO O LA EXPLOTACIÓN DEL PUEBLO

En uno de tantos espacios donde se discute “sin dar la cara”, puesto que todo el mundo salvo excepciones se oculta con seudónimo; se habla de los sistemas actuales de gobierno (se insulta incluso amén de descalificar) y se recorren y nombran a los que gobiernan el mundo, principalmente en Europa y las tres américas. Es claro que en estas últimas salen en primeras figuras los que hoy rigen USA, Venezuela, Cuba y Brasil y se llega a señalar, que el nuevo “emperador” venezolano (con el oro del petróleo) y bajo la tutela de Fidel Castro (el que según algunos sigue gobernando Cuba desde su fingido retiro) y en connivencia incluso con Lula el brasileño; tratan de resucitar el muerto y sepultado (por su gran fracaso) comunismo e instaurar lo que vienen en llamar “neocomunismo”, pero igualmente totalitario, pero eso sí… “más sutil e inteligente”. Y todo ello apoyado desde España por el nefasto y devastador Zapatero…?

Nadie aboga por educar integralmente a las masas, enseñarles la realidad y el verdadero valor del individuo libre (dentro de lo que cabe la  libertad en el pobre ser humano); sus responsabilidades como tal y sus derechos una vez asumidas las primeras… que hay que trabajar más y protestar menos, que hay que ahorrar para tener reservas; que hay que ser austeros por cuanto esa es la primera lección que nos da la vida en este planeta pleno de ella y otras “cosillas así”; como por ejemplo que para optar a un cargo público por modesto que sea, hay que tener una preparación acorde con el mismo y que cargo viene de carga y no es ningún privilegio, sino y reitero… un servicio público  y por tanto tiene que asumir que va a servir a… y no a servirse de… etc. etc.

Es claro que todo esto que yo digo, no es eso tan perverso y que se ha venido en denominar como “políticamente correcto”; que no es otra cosa que enmascarar las mentiras más atroces y que son el motivo de la situación ya anquilosada en todos los sistemas políticos conocidos y de los que el hombre no sabe salir, quizá por cuanto no tenemos capacidad para ello y sigue predominando lo que yo resumo con mi frase de… “panza y bolsillo”; únicos motores que han movido, mueven y van a seguir moviendo a los sedientos de poder y dinero, puesto que ambas cosas son una misma… dinero en cuanta más cantidad mejor.

Leyendo a unos y a otros, llego a la triste conclusión  de que estamos inmersos y desde hace ni se sabe los milenios, en lo que indica mi titular (el péndulo). Los gobernantes en general están siempre en los extremos de ese “pendular” (izquierda-derecha; capitalismo-comunismo, religión-ateísmo y el siempre pernicioso “conmigo o contra mi”) y entre esos “pendulazos” o extremos; nos encontramos y debatimos los exprimidos (que no gobernados) seres humanos que impotentes, solo podemos decir (allí donde nos dejan)  que todos los sistemas son “una porquería” (pensaba escribir una mierda) y que da igual el sistema que sea.

El equilibrio necesario y con una justicia verdaderamente equitativa y que estimule al hombre a desarrollar todas sus capacidades en bien propio lo primero (ello es primordial para lograr su máximo estímulo) para que ello revierta luego en el resto de la sociedad… de ello estamos aún muy lejanos. Y estamos muy lejanos por algo muy sencillo de explicar viendo el panorama.

O sea y más claro; que los grupos que se organizan para gobernar, van como inescrupulosos corsarios, mercenarios o simples piratas; a conquistar el botín y repartírselo luego… esa es la realidad generalizadas o la que al menos yo veo con bastante claridad. ¿Cómo se denominan esos sistemas? Para mí es simple… “de panza y bolsillo… incluido el aparato sexual”.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario