Los sueldos de los Ejecutivos (El mal diseño del sueldo de los Ejecutivos entre las causas de la crisis económica)

0
242

Los sueldos de los Ejecutivos (El mal diseño del sueldo de los Ejecutivos entre las causas de la crisis económica)

Una de las causas de la crisis económica que estamos sufriendo tiene sus raíces en la remuneración de los Ejecutivos de las Sociedades Anónimcas y de las Entidades Financieras, la cuál estaba mal diseñada y fomentaba actitudes ajenas a la realidad.

Se han escrito miles de artículos y lanzado cientos de argumentos para criticar el exceso de salario de estos Ejecutivos, pero creo que es un error centrar el debate en lo que cobraban, y debería redireccionarse a la forma en la que ese salario estaba diseñado.

Las Sociedades Anónimas y las Entidades Financieras son empresas privadas y tienen todo el derecho del mundo a pagar a sus Ejecutivos lo que crean conveniente, ahora bien, no pueden referenciar los sueldos de estos al valor de las acciones de la compañía.

El valor de una acción está fundamentado en la información. Un comprador de acciones no adquiere una acción por el valor que ésta tenga a día de hoy, sino que la adquiere por el valor que ésta tendrá mañana, cuando la pueda vender. Y el valor futuro de una acción depende de la información y de las previsiones.

¿Y quién facilita la información de la compañía al mercado?
Los Ejecutivos. Por tanto, el sistema funciona de forma que las empresas contratan a sus Ejecutivos y les pagan en función del valor de las acciones, el cuál depende de la información que maneja el mercado, la cuál depende de los propios Ejecutivos.

Por tanto, los dirigentes de las empresas tienen evidentes incentivos para hacer creer al mercado que sus empresas tendrán beneficios en el futuro, gracias a estratagemas de contabilidad creativa o a estrategias de valor basadas en el volumen y no en la rentabilidad, con lo que el valor de las acciones crece sobre una información que no es real.

Las acciones están por las nubes, los Ejecutivos se han hecho millonarios, y entonces alguien descubre el pastel. Las acciones pierden todo su valor de la noche a la mañana, porque no valen más que la información falsa que las sostenía, pero los Ejecutivos ya tienen su dinero ingresado en una cuenta de algún paraíso fiscal.

Con ello se provoca que las empresas vayan a la quiebra, o necesiten el rescate público, que los pequeños ahorradores pierdan todo su dinero y que el sistema económico se colapse durante un tiempo.

Y mientras tanto los Ejecutivos disfrutando del dinero que se agenciaron gracias a sus técnicas de dudosa ética empresarial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here