Sociopolítica

LA REALIDAD Y EL PREMIO NOBEL DE LA PAZ 2009

El día que esto escribo, se está difundiendo la esperada noticia, de que las elecciones (“o lo que ello fuere”) en Afganistán, hay que repetirlas por cuanto se consideran fraudulentas. De momento dudo que puedan organizar “un nuevo espectáculo” en bastantes meses. Ello es sencillo de dilucidar, puesto que allí y por su altitud, los fríos, las nieves y los hielos, amén de lo inhóspito de gran parte del territorio,  paralizan las comunicaciones y que aún en buen tiempo, son difíciles; puesto que hemos visto en reportajes televisivos, “las urnas llevada a lomo de asnos”.

Sabido es igualmente, el que el principal invasor de aquel territorio (USA) pretende situar allí varias decenas de miles de hombres más; por lo que esa guerra se va extendiendo y de hecho ya afecta al mucho más extenso y poblado Pakistán; que a su vez está en  guerra, lleva ya más de sesenta años, con su vecina India. Recordemos que estos dos últimos poseen la bomba atómica, pese a que en muchas de sus áreas viven en la pobreza o en la  miseria. O sea “un caldo de cultivo como para no menearlo mucho”.

No referiré nada sobre lo mucho que se está manifestando la propia población de los países invasores, sobre el que de allí sean retiradas las tropas y que vuelvan a su casa y que los “indostánicos” se apañen como puedan, puesto que pretender… “sembrar democracias donde no las entienden y por los que en realidad carecen de ellas en su propia tierra o las tienen tan prostituidas que no son muy dignas para la exportación”, es demencial y además y como ocurriera en Vietnam, fracasarán hagan lo que hagan.

Y no nos engañen más con “el coco del terrorismo” ¿Quiénes son en realidad los terroristas y cual es el terrorismo real que hay en el mundo?

Es en los propios USA, donde se escriben y publican cosas como la que sigue y que copio literalmente, dejando la dirección para quién quiera confirmarlo.

Ataques con aviones no tripulados estadounidenses en Pakistán aumentan drásticamente durante gobierno de Obama: La periodista de investigación Jane Mayer, de la revista New Yorker Magazine, reveló que el número de ataques con aviones no tripulados estadounidenses en Pakistán aumentó drásticamente desde que el Presidente Obama asumió el poder. Durante sus primeros nueve meses y medio en el poder, Obama autorizó la misma cantidad de ataques aéreos de la CIA en Pakistán que autorizara el Presidente Bush durante los últimos tres años en el gobierno. En todo momento, la CIA tiene ahora múltiples aviones no tripulados sobrevolando Pakistán en busca de blancos. Mayer escribió: “Ya no cabe ninguna duda de que los asesinatos planificados se han convertido en la política oficial de Estados Unidos”. David Kilcullen, un ex asesor del General Petraeus, dice que los costos de propaganda que tuvieron los ataques con aviones no tripulados contra civiles han sido excesivamente elevados. Recientemente escribió: “Cada uno de estos no combatientes fallecidos representa una familia dividida, una nueva represalia y más reclutas para un movimiento militante que ha crecido de manera exponencial a pesar de que han aumentado los ataques con aviones no tripulados”. (Publicado en idioma español): (http://www.democracynow.org/es/2009/10/19/titulares#3 19-10-1009).

Esta es la cruda y dura realidad de una situación que va camino de ser un nuevo callejón sin salida y donde ya han muerto demasiados seres humanos y están muriendo cada día; teniendo presente que para un militar o “uniformado” que allí muere, posiblemente están muriendo masacrados, cientos de seres inocentes y que lo que quieren es vivir su vida y que los dejen en paz, con sus formas de vida y que el tiempo les haga evolucionar si así lo quieren y si no, pues que sigan su vida como prefieran… ¿quiénes son los invasores para marcarles pautas… si ni han sabido arreglar satisfactoriamente sus propios lares, casas, o territorios, hoy corrompidos por demás?

¿Qué hace Obama que no devuelve ese inmerecido Premio Nóbel, que le  han regalado por una paz inexistente y que clama de todas las formas en que se puede clamar por tan aberrante hecho y que no tiene justificación alguna? ¿No se le cae la cara de vergüenza al retener ese regalo envenenado que lo va a desprestigiar mucho más que lo contrario y con ello desprestigia al conjunto de su país? ¿A qué grados de “trinca y traga” están llegando los políticos de esta podrida era que nos ha tocado vivir? ¿Qué pueden aprender los pueblos de tan nefastos gobernantes?

Se pueden hacer muchas más preguntas y decir muchas más cosas… pero que otros continúen… “hay mucha tela por cortar”.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario