Sociopolítica

EL DINERO QUE MALGASTAN LOS POLÍTICOS

Como español comento lo que ya lleva mucho tiempo ocurriendo en España, donde el dinero público se tira, malversa, roba, desaprovecha de forma escandalosa; pero de similar forma ocurrirá en tantos países que quién esto lea en el extranjero, que lo asimile y valore según vea en su entorno, municipal, provincial, regional o estatal. En España esta plaga llega a todos los estamentos públicos y queden las excepciones para aquellos lugares que, puedan salvarse de ello; puesto que aquí son tantas y tan extendidas estas plagas que ya no sabría como denominar estos desastres y que en general gozan de una impunidad manifiesta.

Veamos unos bocetos “a vuela tecla” y que cualquiera medianamente despierto los mejoraría por lo evidentes que son los hechos.

Se consumen cantidades enormes de dinero público, en lo que se dice es publicidad (propaganda oficial); pero en gran medida es “para comprar” a los que de ello viven y que luego les paguen con silencios, connivencias o incluso complicidades; de ahí la degeneración de eso que se dice es información que no lo es, precisamente por ello mismo.

Si seguimos indagando en el malgasto masivo de dinero de todos; tenemos que señalar a los sindicatos (tanto obreros como empresariales) a los que sostiene el Estado con sus transferencias de dinero, camuflado, pero dinero para que miles y miles vivan bien sin dar golpe; por tanto es otra compra y con el dinero de todos, sin que sirva para nada que nos beneficie, al conjunto nacional.

Continuemos con el dinero que se destina a la compra del voto y de múltiples formas y maneras, que comprenden desde a los partidos regionalistas, o minoritarios, hasta los individuos que reciben subvenciones siendo parásitos y sin haber dado golpe en su vida y sin que se les obligue a justificar el dinero con un trabajo para el Estado.

Muevan su caletre y sigan imaginando muchas más cosas… ONGs, Asociaciones múltiples, fundaciones creadas para meter en ellas a parásitos; y sigan imaginando, malversaciones y derivaciones múltiples, muchas de las cuales llegan a los tribunales, como los múltiples escándalos que hay hoy mismo en candelero y de los que no se libra ningún partido que haya gobernado.

Sumen (“con la imaginación”) tal cúmulo de malgastos e imaginen, todo ese dinero BIEN EMPLEADO PARA EL BIENESTAR NACIONAL; seguro que hasta la delincuencia había llegado ya a cifras tolerables, como por ejemplo las hubo en la época del dictador Franco; y nadie entienda añoranza de dictadura, es que era una de tantas realidades positivas y como es la época anterior, de la que parte ésta que padecemos, hay que nombrarla. No defiendo nada de lo negativo de Franco, que también lo hubo abundante.

Pensemos igualmente en todo ese dinero, bien empleado desde para la sanidad y pensiones, hasta para la limpieza de bosques, ramblas, riveras de ríos y playas, monumentalidad de la que España es de los países más ricos de todo el mundo; enseñanza (de verdad) en todos sus niveles, y en todo cuanto de positivo usted pueda imaginar; seguro que si así se hubiese hecho desde hace ya casi siete lustros; España no estaría hoy en la ruina en que se encuentra; de ello no me cabe la menor duda.

Pero lo aberrante es que se sigue malgastando el dinero público en cantidades ya ni imaginables… ¿como acabará todo ello?… mejor ni pensarlo, pero y como dicen los italianos… “lo que tenga que ser será”. Todo efecto procede de una causa y al final ese efecto aparecerá con todas sus consecuencias.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario