GASTAR, MALGASTAR, ARRUINAR UN PAÍS

0
131

Estamos mangoneados (gobernar es algo más serio y honroso) por tal plaga de individuos manirrotos y sin escrúpulos, que ya faltan calificaciones para definirlos y definir los hechos y pese a lo muchísimo que se ha escrito y hablado de la corrupción que asola España y otros lugares de este podrido mundo político.

¿Por qué ha ocurrido este desastre que aún no ha terminado? Sencillamente; por la falta de escrúpulos, la impunidad con la que actuaron y actúan estos inútiles; por cuanto la mayoría que nunca tocaron dinero en abundancia; se cegaron y creyeron que esa mina encontrada «por casualidad» (muchos de ellos) imaginaron era inagotable.     Pero es más; es que agotadas las ingentes cantidades de dinero malgastado o simplemente tirado «a camiones llenos»; iniciaron un endeudamiento del pueblo y han acumulado tan descomunal deuda pública, que dudo que el desgraciado pueblo venidero (el actual vino no podrá) pueda nivelar cuentas a lo largo de varias generaciones.

Aún así, siguen endeudando a ese pueblo y cada vez más; puesto que la solvencia nacional ya la cuestionan internacionalmente y por tanto esa deuda, si la admiten será siempre a tipos de interés draconianos o como mucho, en circunstancias de favor… y favores interviniendo dinero en cantidades monstruosas, no existen.

Me referiré sólo y en un boceto, a la autonomía andaluza, de la que soy nativo y donde vivo. Señalo primero, que ya aquí se alcanzan o superan el millón de parados, por lo que es el territorio europeo donde más abundan los que han perdido el empleo y ello en varias veces al promedio de «la rica Europa». Y aquí no pueden culpar a nadie, puesto que desde que murió Franco, aquí «no mangonea» prácticamente nada más que los de un partido que se denominan socialistas, aunque su comportamiento político difiera bastante de lo que debiera ser «ésta doctrina política». Veamos.

«DESPILFARROS EN ÉPOCA DE CRISIS:  LA Junta andaluza inyectó en 2008 otros 545 millones a sus fundaciones: Sumando  el gasto en la red de empresas   devoró: 6000 millones de euros en plena crisis».

Lo que he señalado y entrecomillado en los tres renglones arriba escritos; son los grandes titulares, con que encabezó un informe pormenorizado, que publicó el diario ABC el 17-11-2009 (página 22). En el mismo se relacionan nada menos que  26 fundaciones; presuntamente la mayoría de ellas, fundadas para colocar nepotes, partidarios y cesantes por motivos múltiples de otros empleos políticos y a los que hay que asegurar el que sigan viviendo bien.

No hablemos de contratos «a dedo» y de lo que también dicho informe abundan; por lo que se deduce, la cantidad de dinero que ha sido derivado «a manos amigas a las que hay que favorecer». Debatiéndose está en estos días, una cantidad muy fuerte de varios millones de euros, que la Junta otorga a una empresa, en la que la hija del entonces presidente (Sr. Chaves) era una empleada distinguida y la que indudablemente movió los hilos oficiales para que a dicha empresa llegara esa brutal cantidad… ¿cuántas docenas, centenas o millares habrán sido de forma similar y a lo largo de 30 años?

Pero no se extrañe el lector de este caso regional, puesto que España la dividieron en casi veinte autonomías («autonosuyas» fueron denominadas por un agudo escritor que acertó plenamente) y en todas ellas (en unas más o en otras menos) existen todos estos chanchullos o grandes malversaciones; y como prueba de ello, reitero (ya lo he comentado en otros artículos) que  en la actualidad, hay encausados nada menos que setecientos políticos a los que se les sigue proceso judicial y los que  pertenecen a partidos  por este orden, son el PSOE 264, del PP 200 y el resto del enjambre de otros partidos, donde destacan los denominados regionalistas o separatistas; pues aquí y desde hace mucho tiempo, cada cual «tira de la caja pública como si de un botín de guerra se tratara».

Por descontado que no se han rebajado sueldos y prebendas; mientras ya hay millones de españoles que o hacen cola para comer o recibir alimentos de  limosna, o que viven de forma tan apretada, que están dejando de pagar no sólo la hipoteca de la vivienda, sino incluso la cuota de la comunidad de vecinos, recibos de agua, electricidad, etc. etc.

Ante esta situación calamitosa; aún no se ve un clamor por nuevas elecciones… ¿Es que incluso a la que se denomina oposición al gobierno, le da miedo llegar a gobernar en esta situación?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here