Sociopolítica

Reflexiones en Torno al Vigésimo Aniversario de la Invasión de EE.UU. a Panamá

Dedicado en Memoria a los Panameños Caídos en Combate Empuñando el Fusil en la Defensa de la Patria Agredida por el Imperial Invasor. ¡Prohibido Olvidar!

A José de Jesús Martínez (1929-1991) y Ricaurte Soler (1932-1994). 

Inicio estas reflexiones con las palabras finales del Maestro Dr. Ricaurte Soler filosofo e historiador, de su ensayo: Cuasimodo Alba de la Utopia: “Volver al pasado, conociéndolo, es una de las varias maneras racionales de enfrentar mejor los retos del futuro. Y también una de las mejores vías para armarnos frente a los mismos.”

Nos ha tocado la tarea de hacer unas reflexiones del presente y el futuro. Intentaremos en nuestros modestos esfuerzos, tomando como punto de partida el pasado, interpretar los hechos del presente y brindar algunas ideas de lo que puede pasar en el futuro, teniendo en cuenta que no pretendemos ser profetas ni videntes. El triunfo de Ricardo Martinelli y la Alianza por el Cambio significo la victoria de la derecha más conservadora y pro-norteamericana en el país. Eso significa con respecto al hecho histórico de la Invasión que no habrán actos de reivindicación, reafirmación, reconocimiento o recordación desde el gobierno. El análisis de clases y la composición de esta Alianza de las elites oligárquicas del país así lo demuestran. Será muy difícil y casi imposible esperar que el gobierno declare el 20 de diciembre “Día de Duelo Nacional”. Han transcurrido ya 4 gobiernos post-invasión, no lo han hecho y no les ha interesado, inclusive dos de estos gobiernos fueron P.R.D. participes del periodo de 1968-1989. Mucho menos cabe esperar de este gobierno de derechas la construcción de monumentos, museos o plazas, realización de actos oficiales, entre otros. Desde un inicio la difícil tarea de recordar y reivindicar a los caídos mártires, héroes, muertos, heridos y sobrevivientes ha sido asumida por el movimiento popular y social y las Asociaciones de Victimas y Caídos bajo la persecución y represión político-ideológica.

La tarea urgente es el rescate de la memoria histórica sobre la Invasión y lo que sucedió después, sus consecuencias y efectos a nivel interno y externo del país. Otro tema que el actual gobierno continuara como los pasados gobiernos, ignorando a los heridos, muertos y desaparecidos y la violación de la soberanía e integridad nacionales, eso si promoviendo y reproduciendo la versión de los invasores y agresores. Y esto se comprueba con la actitud intolerante, irrespetuosa y bochornosa de ataque y censura de la Ministra de Educación, el Ministro de Gobierno y Justicia, el Canciller y Vice-Presidente y del Presidente de la Republica en el acto del Día de los Difuntos, el 2 de noviembre de este año, en contra del orador de fondo el Dr. Julio Yao historiador y diplomático, quien señalo en su profundo discurso lo siguiente sobre la Invasión:

“Ante el Mausoleo de los soldados de la Independencia, debemos recordar a los Mártires de Enero y a quienes combatieron la invasión del 20 de diciembre, entendiendo que soldados no son solamente los militares sino también quienes construyen la patria día tras día. Debemos recordar a quienes murieron inocentemente -que son la mayoría- en manos de los invasores, quienes en violación de leyes nacionales e internacionales, cometieron espantosos crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad, crímenes contra el derecho internacional y contra la paz, con el único objetivo de restaurar el monopolio y la hegemonía de Estados Unidos sobre nuestro territorio y nuestra población.”

Fue en este acto de homenaje solemne a los Soldados y Mártires de la Independencia y la Patria, donde las principales autoridades del país, se erigieron en censores, inquisidores y negadores de los hechos históricos, acusando al Dr. Yao “de irrespetuoso, de mentiroso, de tergiversar la historia, de izquierdista embozado y perdido y de poco conocedor de la historia.” Esta es una prueba de que el actual gobierno no tiene el más mínimo interés en rescatar del olvido y la indiferencia, los hechos ocurridos en la Invasión de 1989, el acto de agresión más salvaje y violento en contra de nuestro país y pueblo en toda su historia. El análisis y denuncia crítica y fundamentada que hizo el Prof. Yao en su discurso con respecto a las 12 posibles bases militares-aeronavales que estarían asesoradas y dirigidas por el Ejército de EE.UU. en nuestro territorio y los acuerdos y tratados anti-patrióticos, leoninos y lesivos a la soberanía e integridad nacionales firmados por los dos últimos gobiernos son muestra que el gobierno de EE.UU. continúa con su política de agresión, intervención y dominación en Panamá y en la región como sucedió con el golpe de Estado en Honduras, la expulsión del Presidente Manuel Zelaya, el reconocimiento de un gobierno de facto y unas elecciones con bajísima participación, en un estado de sitio y represión militar. Son situaciones y hechos que demuestran que los gobiernos de la región son fieles serviles a los intereses políticos, militares y geoestratégicos de EE.UU. Las 12 posibles bases militares-aeronavales en Panamá anunciadas por el Ministro de Gobierno y Justicia, estarán instaladas en el Pacífico en Isla Chapera, Punta Piña, en Darién, Punta Coco, en el Archipiélago de las Perlas, Mensabé en Los Santos, Quebrada de Piedra en Chiriquí e Isla Coiba en Veraguas, a pesar de que ésta es un Parque Nacional protegido por Ley. Las del Caribe se ubicarán en Rámbala e Isla Colón en Bocas del Toro, Sherman en Colón, El Porvenir y Puerto Obaldía en Kuna Yala e  Isla Galera. Frente a esta situación debemos decir alto y claro como los mártires: ¡Bases No!

Sobre el tema del estudio e investigación de la memoria histórica en relación a la Invasión se tienen libros, artículos y autores claves que siempre debemos tener presentes según nuestro análisis: el libro La Invasión de Estados Unidos a Panamá. Neocolonialismo en la Posguerra Fría de Ricaurte Soler; el libro La Verdad sobre la Invasión de Olmedo Beluche; el articulo Aproximación a la Bibliografía sobre la Invasión Norteamericana a Panamá de Diciembre de 1989 de Armando Muñoz Pinzón y el articulo La Invasión a Panamá en sus Tesis. Aproximación a una Reseña Bibliográfica y Algo Más de Víctor Atencio, entre otros más. El aporte de estos libros y autores para la bibliografía en cuanto a datos, documentos, informaciones, entrevistas y testimonios de actores, dirigentes y militantes políticos, comunitarios, populares, sindicales, victimas y sobrevivientes es muy importante para el estudio del hecho en cuestión. Es necesario para el estudio completo, profundo e integral de nuestra historia republicana analizar y estudiar el periodo de 1968 hasta la actualidad. Y esto por diversas razones. No podemos aspirar a transformar y cambiar este país sin conocer nuestra historia reciente. Un hecho tan impactante, fuerte, duro, violento y funesto como la Invasión tiene hondas repercusiones y consecuencias para el país. Hecho que ocurrió hace solo 20 años atrás, ya es desconocido por muchos jóvenes adultos en la actualidad que eran niños cuando se dio la Invasión. Los familiares de los caídos y las actuales y futuras generaciones tienen derecho a conocer la historia de la Invasión frente al olvido y la indiferencia promovidas por las elites oligárquicas, muy interesadas en mantener el mito de que no fue una invasión y agresión, sino un acto de liberación y salvación.

Frente a esto los intelectuales orgánicos tenemos una responsabilidad junto al pueblo, de mantener la memoria viva hoy, mañana y siempre y denunciar que la “Causa Justa” fue injusta e injustificable. La sangre inocente que fue derramada por la soldadesca yankee en la Invasión y luego en la Ocupación no puede ni debe ser olvidada al igual que el rechazo contra aquellos que siguen negando que pidieran la Invasión, pero los hechos y acciones demuestran todo lo contrario. Entre estos traidores a la patria cabe mencionar principalmente a Guillermo Endara Galimany, recientemente fallecido, Guillermo “Billy” Ford y Ricardo Arias Calderón, quienes en una actitud y acción indigna y cobarde prestaron juramento como Presidente y Vice-Presidentes de la Republica en una base militar norteamericana, mientras el país era atacado brutalmente.

 Con respecto a los medios de comunicación, en un programa especial de televisión de canal 13 sobre la Invasión del día 15 de diciembre, invitaron a tres personas que fueron parte de la ADO-Civilista. No fue invitada ninguna victima o sobreviviente de la Invasión. Un programa sesgado y parcializado con una sola versión de la historia. Esto demuestra que los grandes medios de comunicación social del capital poco o muy poco espacio darán a aquellos que sufrieron directamente las consecuencias, daños, perdidas materiales y humanas de la Invasión. Es por ello la importancia de las conferencias, foros, mesas redondas, marchas, actos conmemorativos, publicación y difusión de libros, escritos y artículos para que los testimonios, las narraciones y las historias de las victimas no sean olvidados.

Regionalmente, nuestro gobierno se encuentra posicionado política e ideológicamente junto a los gobiernos de México, Colombia, Perú y ahora el gobierno de facto de Honduras como aliados cercanos del gobierno de EE.UU. y contrarios a los gobiernos de izquierdas que enarbolan el Socialismo del Siglo XXI. Es importante señalar que el Partido Cambio Democrático es parte de la Red Liberal de America Latina RELIAL red que agrupa en su seno a partidos, organizaciones y fundaciones de derechas de la región. Serán entonces 5 años en que oficialmente el 20 de diciembre será una fecha sin importancia en el calendario de nuestros gobernantes los cuales representan o son parte de las elites oligárquicas del país. Por tal motivo hay que redoblar esfuerzos para preservar los testimonios, profundizar los estudios y enseñar a las actuales y futuras generaciones que existió un 20 de diciembre, que hubo una Invasión que fue un acto de agresión, 4 días antes de Navidad donde Santa Claus vino vestido no de rojo sino de verde fatiga, repartiendo en vez de juguetes, balas, bombas, muerte, destrucción y desolación, dejando llantos, lagrimas, luto y dolor. La Invasión es una herida abierta en el alma de la nación panameña que no ha sido sanada, un periodo de la historia en la que los invasores externos y los cipayos internos han impuesto un velo de ignorancia a los hechos que se dieron. Queda como tarea urgente que los hechos acaecidos en la Invasión no se olviden y que la vida, obra, memoria y legado de los panameños que murieron dignamente empuñando el fusil en la defensa de la patria agredida por el imperial invasor no mueran por segunda vez a manos de nuestra indiferencia al igual que aquellos enterrados en fosas comunes, desaparecidos, que ya lamentablemente no están con nosotros. Quiero concluir estas reflexiones con las palabras finales del libro La Verdad sobre la Invasión del Profesor Olmedo Beluche:

“Las banderas de la lucha por la soberanía no pueden ser puestas en las manos interesadas de militares o empresarios que, como Noriega, habrán de traicionarlas indefectiblemente. La liberación de Panamá será obra del pueblo panameño mismo que, uniendo su lucha a la de los pueblos hermanos de America Latina y el mundo, acabaran por hundir el poderío económico y militar del imperialismo norteamericano.”

Bibliografía Citada y Consultada.

Atencio, V. (2006) La Invasión a Panamá y el Delito de Agresión. En Revista Panameña de Política. No. 2, Julio-Diciembre. Costa Rica: Editora Libertaria (Ediliber).

Atencio, V. (2009) La Invasión a Panamá en sus Tesis. Aproximación a una Reseña Bibliografica y Algo Más. En la pagina web Kaos en la Red.

http://www.kaosenlared.net/noticia/invasion-panama-tesis-aproximacion-resena-bibliografica-algo-mas

Beluche, O. (2004) La Verdad sobre la Invasión. Panamá: Imprenta Articsa.

Muñoz, A. (1997) Aproximación a la Bibliografía sobre la Invasión Norteamericana a Panamá de Diciembre de 1989. En Revista Cultural Lotería. No. 410, Enero-Febrero.

Revista Cultural Lotería. No. 399, Octubre-Noviembre de 1994. Invasión a Panamá.

Soler, R. (1991) La Invasión de Estados Unidos a Panamá. Neocolonialismo en la Posguerra Fría. México: Siglo XXI, Editores.

Soler, R. (1996) Cuasimodo: Alba de la Utopia. En Revista Tareas No. 94, Septiembre-Diciembre. Panamá: Alfa Omega Impresores.

Yao, J. (2009) El Discurso que Irrito al Gobierno Panameño. Panamá: Ediciones Raíces.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario