El pacto del tomate

1
132

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

 

pascual-mogica14

                 

     El que la oposición ande bastante desnortada y desorejada es como consecuencia del poco terreno que le está dejando el Gobierno. No se pueden resolver los casos del Alakrana y de Haidar sin que haya habido incidentes irreparables. El primero de los casos duró mucho menos que los que afectaron a otros países y Aminatu Haidar no ha fallecido por inanición. Hay que dejarle un espacio libre a la oposición para que se pueda lucir, pero así, de la forma en que lo está haciendo el Gobierno, es imposible hacer una oposición coherente y seria.

Muchas son las ocasiones en que determinadas “actuaciones” de la oposición, me refiero claro está al PP, han provocado que todos nos riamos a mandíbula batiente, pero los argumentos que han empleado para criticar al Gobierno por el caso de Haidar son de los de rizar el rizo. Ahora resulta que según el PP Aminatu Haidar ha sido cambiada por tomates y berenjenas. Menos mal que no han incluido Perejil, porque si no a estas horas estaríamos viendo lamentarse a Trillo al perder su ducado. En el PP dicen que el Gobierno ha cometido errores en lo del Alakrana y lo de Haidar, puede que los haya habido pero en ambos casos ha habido un final feliz. Un error grave fue el de ordenar que mandaran al “Prestige” “al quinto pino” y que se formara la tragedia ecológica más importante ocurrida en nuestras costas y otro error de extrema gravedad fue el que España participara en la guerra contra Iraq con las terribles consecuencias del 11M.  

Lo de Cospedal, ya es para un diez como mínimo. De Cospedal ha dicho que han tratado sobre el aumento de las exportaciones de tomate marroquí a la Unión Europea a cambio de que Marruecos haya consentido la vuelta de Haidar a territorio del Sahara, pero que en cambio no se ha tratado sobre el referéndum en el Sahara. ¡Ahí tus narices, macho! No solamente deberían haber obligado a Marruecos a que admitiera a la activista saharaui sino que además el Gobierno español debería haber exigido la celebración de dicho referéndum. La cosa estaba pero que muy bien. Era el momento más oportuno con una persona en prolongada huelga de hambre. Y hablando de oportunismo, cuando la reunión de las Azores Aznar, debió pedir la intermediación de Bush y haberle exigido a Blair la devolución de Gibraltar a cambio de que España participara en la guerra contra Iraq. Sé que acabo de decir una tontería pero la intención es clara: he dicho y hecho lo mismo que dice y hace el PP.

    A mí esto del “Pacto del tomate”  me ha impactado, sobre todo al comprobar la capacidad creativa de la gente del PP. Pero más me ha chocado el ver las fotos de Rajoy enarbolando un racimo de tomates. ¡Impresionante!. Rajoy es el aspirante a presidente del Gobierno, pero ¿quién pueden confiar en un individuo que ya no sabe qué hacer ni que decir y que lo poco que hace y dice es más propio de un espectáculo circense que de un aspirante a gobernar España?

                                                   

                                                               

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here