El 11-M y el periodista de El Mundo Raúl del Pozo

0
107

A raíz de la creciente actividad de Al Qaeda en el Magreb y el atentado fallido del nigeriano Umar Faruk Abdulmutallab en el avión que viajaba con destino a Detroit, viene siendo una constante hablar y escribir del terrorismo islamista. Es lo que hace el escritor y periodista Raúl del Pozo en su columna de El Mundo del 5 de enero de 2010, titulada Al Andalus. Escribe algunas frases como las siguientes:

“El aparato de propaganda de Al Qaeda se hace fuerte en el Magreb, enfrente de Almería. Se llama Al Andalus.”

“Desde Yemen envían combatientes a todos los frentes, y les ha dado por decir en sus proclamas que van a reconquistar Al Andalus.”

Es un artículo plagado de referencias islamistas: “árabes”, “Santiago Matamoros”, “el amor de Al-Zahra”, “Al Qaeda”, “Bin Laden”, “La Meca”, “Boabdil, “la sultana Aysa”, “Alá”, “la Alhambra”… Pero, curiosamente, el artículo empieza así: “El día 11 de septiembre de 2001 estalló una guerra santa, sin frentes…” Y, sin embargo, en todo el artículo no hay ni una sola referencia explícita al 11-M, mucho más cerca en el tiempo (11 de marzo de 2004) y el espacio (Madrid) que el 11-S. Y digo que no hay ninguna referencia explícita al 11-M porque intuyo que la hay implícita -al menos eso creo yo, a riesgo de equivocarme-, cuando escribe: …”Éstos son capaces de hacernos coger nuevamente el chopo. Nos tratan como microbios, llaman a desinfectar el Norte de África de franceses y españoles, y nos van a dar cualquier día otro zambombazo”… ¿Nos van a dar?, ¿a quiénes nos van a dar?, porque el 11-S a quienes se lo dieron “directamente” fue a los estadounidenses. ¿Otro zambombazo?, ¿cuál fue el otro zambombazo?, ¿cuándo fue? ¿Se refiere acaso al ataque a la Casa de España, en Casablanca, en  mayo de 2003? (la guerra contra Iraq había comenzado dos meses antes, el 20 de marzo de 2003) ¿O se refiere al 11-S?, cuando “estalló una guerra santa, sin frentes”, a decir de Raúl del Pozo ¿Por qué en un artículo plagado de referencias islamistas en nuestro país se omite el 11-M? ¿Olvido? ¿Temor a poner en cuestión la teoría de la conspiración que su director, Pedro J. Ramírez, trata de inculcar a sus lectores a través de sus portadas y editoriales? ¿Miedo a que los acólitos conspiranoicos huyan en desbandada de El Mundo con la consiguiente sangría de caja? Hubiera sido preferible y esclarecedor que Raúl del Pozo hubiese citado expresamente cuál fue el “otro zambombazo” que nos dieron y la fecha concreta en la que se produjo. Así me habría evitado tener que hacer este escrito y las preguntas y especulaciones que en él me hago, y a las que creo que tengo derecho.

Por otra parte, el ninguneo del 11-M no es sólo exclusivo de esta columna. Es más bien un síntoma muy generalizado entre muchos de los que hablan y escriben, explayándose con el 11-S pero callando y ocultando el 11-M; no porque no sepan con claridad lo que ocurrió,  sino porque lo consideran de segunda o tercera categoría. Al fin y al cabo no eran aviones -con lo que implica de fetichismo el tipo de aparato y el miedo de algunos a volar-, eran trenes de cercanías.  ¿Cuántos escáneres se han puesto desde el 11 de marzo de 2004 en los trenes de cercanías? Son muchos, muchísimos los viajeros de estos trenes cada día. Un medio de locomoción sin fetichismo y en el que no existe el miedo a subirse a ellos. Por no hablar del Metro, de los autobuses, de los barcos… Por no hablar de cualquier habitual medio de transporte. Pero en fin, todo esto supone hablar del atentado terrorista islamista del 11-M y hay quienes por miedo prefieren ignorarlo, o paulatinamente alejarse calladamente de él, no vaya a terminar resultando incómodo para sus intereses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here