Sociopolítica

¿Y por qué no ayudar a los demás?

Las personas con discapacidad pueden estudiar en muchas de las universidades españolas gracias a la ayuda de sus compañeros.  La Universidad Complutense de Madrid cuenta en este curso con casi 400 estudiantes matriculado.

Lydia es una joven estadounidense que ha venido a estudiar tres cursos de Políticas en la Universidad Complutense de Madrid (UCM). En su aula conoció el pasado año a un chico con tetraplejia. Cuenta que se interesó por él y por el modo en el que podía ayudarlo. Habló con él y vio que una manera práctica de hacerlo era facilitarle los apuntes. Su compañero le comentó a Lydia que se apuntara en el Programa de Reconocimiento de Créditos por el Desarrollo de Labores de Colaboración en Actividades de Atención a la Discapacidad en Centros de la UCM.

Un caso parecido al de Lydia es el de Belén. Ella estudia tercero de Trabajo Social y desde primero apoya en lo que puede a Javi, un compañero con discapacidad visual. Le pasa los apuntes, se los aumenta de letra, le explica diapositivas… El pasado año se apuntó al programa de créditos.

Eva, por su parte, estudia cuarto de ADE. Allí, dio la casualidad de que coincidió con una compañera de instituto, Susana, quien sufre una discapacidad que le imposibilita mover su cuerpo. Por supuesto, desde que se vieron en clase Eva ha apoyado a Susana en todo lo que ha precisado, pero no ha sido hasta este curso cuando ambas se enteraron de la posibilidad de que el compañerismo de Eva fuese premiado.

La experiencia de David, estudiante de Políticas, es similar a la de sus tres compañeros anteriores. Él tiene a Alejandro, un joven que sufre tetraplejia, como receptor de su apoyo. También este es el primer año que se apunta al programa.

David, Lydia, Belén y Eva son cuatro de los setenta y cinco estudiantes que han sido seleccionados para formar parte en esta primera convocatoria del curso del Programa de Reconocimiento de Créditos. Ellos, los setenta y cinco, y otros veintitrés estudiantes más, asistieron los pasados días 3 y 4 de noviembre al curso que la Oficina para la Integración de las Personas con Discapacidad (OIPD) de la UCM organiza para los estudiantes admitidos en cada convocatoria del Programa, y al que también pueden asistir otros alumnos que estén interesados, como ha sido en esta ocasión el caso de los 23 señalados.

El curso, según comenta Victoria Miguelez, técnica de la OIPD, trata de dar una visión global a los estudiantes sobre el mundo de la discapacidad, pero sobre todo de “resolver dudas específicas que los estudiantes que participan en el programa puedan tener”. Para ello, el curso aborda el trato con personas con diversas discapacidades. “Se hace de manera muy práctica y, sobre todo, se les aconseja que actúen con normalidad, con naturalidad, que hablen mucho con la persona a la que apoyan y que directamente les pregunten a ellos como prefieren que les presten su ayuda.

En el curso que se impartió los días 3 y 4 en la Facultad de Medicina se abordaron, en concreto, las mejores y más adecuadas maneras de ayudar a compañeros con discapcidad auditiva, motriz o visual, enfermedades mentales o síndromes como el Asperger.

Con los estudiantes que participan en el programa y los cinco becarios de apoyo con que cuenta la OIPD se cubren, de acuerdo con Victoria Miguélez, las necesidades básicas de los alrededor de 400 estudiantes con discapacidad que este curso están matriculados en la Complutense. No obstante, como recalca Miguelez, cualquier ayuda será bien recibida porque hay muchas cosas en las que se les puede echar una mano.

Cómo aseguran David, Lydia, Belén y Eva, “si no nos dieran créditos también les ayudaríamos”.

Alberto Martín

Periodista y Subdirector de Tribuna Complutense

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario