Sociopolítica

La gripe a o el gran robo al mundo

El pasado mes de agosto, escribí un artículo titulado: “Morir de gripe o de risa”; el que está en mi Web y lo puede constatar el que lo desee; no obstante reproduzco un párrafo del mismo y en el que afirmé lo que sigue:

“¿Cuánto dinero van a  amasar los “vacuneros”? Esos  grandes fabricantes de vacunas, que no van a evitar que el que tenga que morir muera y lo estamos viendo, puesto que nos engañan miserablemente. No  mata el virus que nos mandan con el miedo oportuno; luego los médicos dicen que los que mueren es a consecuencia de otras enfermedades que padecían. Por tanto yo estimo que no van a evitar que el que tenga que morir muera. Pero mientras ello sucede, se monta una campaña para inocular el  miedo (el peor de los virus) en todo  el mundo… “que pueda  pagar  una vacuna”.

Algunos más y sobre esas fechas, antes o después (incluso médicos responsables y sabedores como tales del gran fraude que se había montado) manifestaron públicamente el gran fraude que se había montado, apuntándose incluso el que había o podría haber, grandes sobornos a empleados de organismos internacionales y que dependientes de la tan desprestigiada ONU, fueron fundados para precisamente velar por la salud mundial y no para ser cómplices de enormes negocios.

La realidad de lo que ha ocurrido después nos demuestra el gran fraude y el gran negocio, o mejor dicho, robo perpetrado y que pagaremos millones y millones de indefensos contribuyentes, puesto que esa vacuna “placebo”, la han pagado los gobiernos nacionales al precio que hayan convenido entre unos y otros, donde y visto la gran corrupción imperante; no habrán faltado los sobornos a más o menor altura, pero dentro de las administraciones varias.

En lo que a España se refiere, se ha publicado el que la inmensa mayoría de existencias de esa vacuna, están almacenadas; sencillamente la gente ha desconfiado y visto lo que médicos (verdaderos médicos conscientes de su responsabilidad) decían que esa vacuna no serviría para apenas nada; decidieron no vacunarse y punto.

Es por lo que se estima que esas vacunas sólo han sido inoculadas en un diez por ciento de los posibles destinatarios. O sea que han sobrado el noventa por ciento, que tendrán que tirar a la basura, salvo que se decidan a plantear pleitos internacionales como ya en otros países se están estudiando o tramitando. Ello lo confirma la siguiente noticia.

“Médico europeo: Grandes farmacéuticas exageraron la amenaza de la gripe porcina http://www.democracynow.org/es/2010/1/12/titulares#3 Un destacado experto en salud europeo acusó a las empresas farmacéuticas de exagerar deliberadamente la gravedad del brote de fiebre porcina para ganar miles de millones de dólares en vacunas contra la misma. El Dr. Wolfgang Wodarg, Presidente de la Comisión de Salud del Consejo de Europa, describió lo sucedido como “uno de los mayores escándalos de la medicina de este siglo”. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos planea llevar a cabo un debate de emergencia sobre las acusaciones del Dr. Wodarg este mes”.

Queda claro que este inmenso negocio (que yo califico de robo premeditado y ejecutado al milímetro) es delictivo y que todos los que estén implicados en ello, deben pagarlo; recuperar el dinero oportuno y que éste vuelva al tesoro estatal y cuyo propietario es el contribuyente.

Pero hay que avanzar más; mucho más y hay que remover tanto estamento podrido o corrompido de tal manera, que ya ni podemos imaginar la cantidad de este tipo de “robos autorizados”; que perpetrados por las grandes organizaciones o multinacionales y que nos despluman impunemente a los indefensos consumidores de vete a saber ya cuantas cosas… estamos padeciendo continuamente.

Y al decir ello piensen en la banca, las compañías telefónicas, eléctricas, petroleras, de aviación, autopistas y en general todo lo que controlan con patente de corso esos grandes conglomerados de avariciosos del dinero y que cada vez nos empobrecen más y en beneficio de esas minorías que cada vez acumulas más capitales, que sumergidos en ese círculos vicioso de una avaricia enorme; cada vez crea más miserias de todo tipo.

¿Qué hacen los gobiernos… todos los gobiernos? ¿Todos están sobornados?

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario