Aprueban la Declaración de Donostia: ciencia para la recuperación y el crecimiento económico

0
181

En el primer día de la Reunión Informal de ministros de Competitividad de la UE, que se celebra en San Sebastián, los ministros europeos de Investigación han aprobado que la llamada ‘Declaración de Donostia’. El Ministerio de Ciencia e Innovación (MICINN) la ha hecho pública en un comunicado que reivindica el compromiso de la investigación con la recuperación económica la Ministra llevará mañana al consejo de Industria para su lectura.

Aprueban la Declaración de Donostia: ciencia para la recuperación y el crecimiento económico

La Reunión informal de ministros de Competitividad (parte de Investigación) de la UE ha apoyado hoy por unanimidad la Declaración de Donostia, “un mensaje de la Ciencia europea a la sociedad europea” que reivindica el papel y el compromiso de la investigación y el desarrollo con la recuperación económica, según ha indicado la ministra de Ciencia e Innovación del Gobierno de España, Cristina Garmendia, en la rueda de prensa posterior al encuentro, celebrado en San Sebastián.

Garmendia ha subrayado que “toda la ciencia”, desde las humanidades y ciencias sociales hasta las ciencias naturales, desde la investigación más básica al desarrollo tecnológico, “tiene algo que aportar aquí y ahora” a la recuperación y el crecimiento económico. En este sentido, la Declaración de Donostia profundiza en la idea de la investigación, no sólo como una inversión a largo plazo cuyos frutos sólo pueden ser recogidos en un futuro indefinido, sino también en su capacidad para ofrecer soluciones inmediatas para las demandas y necesidades de la ciudadanía.

Los ministros europeos han debatido los tres ejes prioritarios del Ministerio de Ciencia e Innovación durante la Presidencia Española de la UE: integración, implicación e inclusión. Alrededor de estas prioridades han abordado temas concretos como la investigación básica de excelencia, la movilidad y la carrera de los investigadores, la gestión y despliegue del mapa europeo de infraestructuras científicas, la conexión entre las políticas de investigación y de innovación o el desarrollo de la dimensión social de la ciencia.

Texto íntegro del nuevo documento

La ciudadanía europea valora el papel que ha jugado la ciencia en su historia común, y reconoce su importancia para el futuro de Europa, algo que la Estrategia EU 2020 destacará convenientemente

Pero la ciencia europea también vive el presente. Europa debe recuperarse de la peor crisis económica de las últimas décadas y la ciencia va a ser parte de la solución. Las instituciones y las personas que trabajan en el Espacio Europeo de Investigación son conscientes de la coyuntura económica europea y quieren jugar un papel activo en la recuperación y en el crecimiento. Desde la investigación básica o fundamental, a la investigación aplicada y el desarrollo tecnológico, toda la ciencia tiene algo que aportar: Aquí y Ahora

La investigación fundamental, tanto en las humanidades y ciencias sociales como en las ciencias naturales, nos ayuda a entender mejor el universo y a nosotros mismos. La búsqueda del conocimiento es un pilar fundamental de la cultura europea y forma parte de los valores que compartimos y, al mismo tiempo, es esencial para abordar los grandes desafíos a los que se enfrenta nuestra civilización. La mayoría de estos desafíos —como la energía y el cambio climático, la salud o el envejecimiento— tienen una dimensión global y un notable impacto socioeconómico.

Además, la investigación básica ha generado directamente algunas de las innovaciones más revolucionarias y demanda materiales, equipos e infraestructuras tecnológicamente avanzadas, que son suministrados por empresas europeas.

Por su parte, los hombres y mujeres dedicados a la investigación aplicada y al desarrollo tecnológico, tanto en el sector público como en el privado, están trabajando para hacer a nuestras empresas más competitivas en el medio plazo, mediante la puesta a punto de nuevos productos y servicios de uso industrial o doméstico. Disponen además de soluciones tecnológicas de uso inmediato que pueden ayudar a las empresas más castigadas por la crisis y especialmente a las PYMEs de los sectores más tradicionales y de menor intensidad innovadora.

En definitiva, la ciencia europea quiere avanzar de la mano de la sociedad que la financia, y que es la beneficiaria última de sus descubrimientos, y lo hace consciente de los tiempos difíciles que atraviesa la economía europea y comprometida con el impulso a un nuevo modelo económico más sostenible y más basado en el conocimiento”

“La gran oportunidad”

Para el Ministerio de Ciencia e Innovación (MICINN) esta cumbre es la «gran oportunidad» para que la UE apueste por impulsar y desarrollar la ciencia con una estrategia de innovación paralela, que debe ser el «eje fundamental» para lograr «un espacio europeo de investigación muy fuerte y muy potente».

Como antesala a la cumbre de San Sebastián, la ministra de Ciencia e Innovación Cristina Garmendia afirmó este fin de semana que la Unión Europea (UE) debe desarrollar una estrategia de innovación en paralelo a la científica y debe «pasar de la reflexión a la acción».

Fuente: SINC

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here