Sociopolítica

Feliz día de San Valentín

En el día de San Valentín que promueve la idea de un amor comercial, me gustaría realizar algunas consideraciones sobre este sentimiento universal:

1) El amor está directamente vinculado con la intimidad de cada ser humano, sin embargo, parece que nos encontramos en una época en la que el amor se muestra al público como si se tratase de un escaparete. Este hecho queda de manifiesto en programas como Gran Hermano o en revistas donde determinados personajes famosos cuentan abiertamente sus historias personales. Yo creo que uno mismo debe dar valor y respetar sus propios sentimientos para no desvirtuarlos porque el sentimiento sólo crece en el seno de la libertad personal. Es verdad que la amistad invita a compartir, pero yo pienso que cuando alguien se fía de sí mismo y de su propio instinto no necesita ir pidiendo opiniones ni consejos. Pienso que es más importante interiorizar bien una historia y dejarla crecer y madurar dentro de uno mismo en silencio.

2) El amor produce emociones que pueden ser agradables (alegría) o desagradables (tristeza). Muchos de los conflictos que arrastra interiormente un ser humano están producidos por historias personales no resueltas que proceden del pasado. Es importante aprender a aceptar los acontecimientos tal como sucedieron para poder vivir el presente al máximo. El momento actual es lo mejor que te puede pasar, por tanto, no desperdicies tu calendario vital recreándote en lo que pudo ser. El pasado es una plataforma de aprendizaje que podemos poner en práctica para comenzar a querer más y mejor a aquellos que tenemos cerca.

3) Algunas personas dicen que el primer amor no se olvida. Cuando escucho eso me pregunto si no existe dentrás de esa afirmación una idealización excesiva que no está fundamentada en la realidad. Al contrario, pienso que la madurez permite a una persona conocerse mejor a sí misma, y por tanto, enamorarse también de la persona adecuada. La edad y la madurez es un verdadero tesoro que permite apostar por el hoy y el ahora como único motor de la felicidad.

4) El amor en sí mismo es imprevisible e incierto. Te enamoras sin saber por qué y en el momento más inesperado. Un acontecimiento fascinante que muestra que el ser humano es mucho más que biología. Sin embargo, en la sociedad actual en cierto modo se promueve la idea de un amor seguro que intenta evitar cualquier riesgo. Pero es imposible enamorarse sin asumir el riesgo de sufrir. El propio Tomás de Aquino afirma en sus escritos que la correspondencia de la persona amada produce gozo, sin embargo, su pérdida o su ausencia produce tristeza.

5) Es cierto, la aventura de amar a otro ser humano tiene riesgos. Además, enamorarse es una tarea de valientes. Es un acto de generosidad darse al otro y dejarse conocer sin condiciones. Sin embargo, merece la pena apostar y confiar en otra persona. Tal vez, aquellas personas excesivamente emocionales deben aprender a escuchar a la razón. Y aquellos que son racionales deben atender a la emoción. Es importante mantener el equilibrio mente-corazón para construir una historia que perdure en el tiempo. Y, sobre todo, es importante ser prudentes.

6) Las comedias románticas ofrecen una visión distorsionada del sentimiento. Un sentimiento que en realidad crece de manera gradual. De hecho, el amor rápido termina cayendo con la misma velocidad.

Hoy es el día de San Valentín. Tal vez, Cupido ya no tiene flechas en una sociedad demasiado tecnológica que favorece la manifestación de los sentimientos en el espacio virtual y que ofrece una idea del amor con fecha de caducidad. Lo cierto es que yo creo que el corazón se desgasta si se utiliza en exceso. Tal vez por eso, no creen en el amor para toda la vida aquellos que están acostumbrados a enlazar una ruptura con una nueva historia. Demasiados nombres propios que ni siquiera dejan huella en un alma acostumbrada a sentir a medias. Curar una historia y superarla implica darse tiempo a uno mismo para olvidar y poder afrontar así el presente de manera óptima. Un presente que como su propio nombre indica es un verdadero regalo y una oportunidad para la superación personal.

Me gusta escribir desde que soy pequeña, tal vez por eso, tengo una clara conciencia del valor de la creatividad no sólo sobre el papel sino todavía más importante: sobre la propia vida. De ti depende hacer de tu existencia una obra de arte, rodearte de personas que te potencian y refuerzan, valorar a aquellos que te ofrecen lo mejor de sí mismos y construir historias que permanecen escritas en el libro del corazón. Hace tiempo que prefiero vivir antes que escribir. Hace tiempo que prefiero dar lo mejor de mí a otra persona en la interacción personal sin escudarme en el papel como consecuencia de mi timidez. Creo que es verdaderamente mágico mirar a los ojos de otro ser humano y sentir que existe una conexion especial.

En México, el día 14 de febrero no sólo es el día del amor sino también el día de la amistad. En cualquier caso, celebra la vida que recorre tus venas no sólo hoy sino los 365 días del año.

Muchas gracias como siempre por estar ahí.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario