Para cuando un hacendista en el Gobierno…

0
93

Para variar, nuestros ministros se enteran tarde y mal de lo que ocurre en España. Me refiero en este caso a los comentarios de la ministra Elena Salgado, que parece entender que “la supresión del impuesto del patrimonio puede haber sido un error”. ¿Puede haber sido?. Parece mentira que una economista como ella no entienda la diferencia entre un impuesto regresivo (que quita poder adquisitivo en mayor proporción a los que menos tienen y viceversa), un impuesto proporcional (la misma palabra lo dice, afecta a todos en la misma proporción) y un impuesto progresivo (que afecta más a quien más tiene, y menos a quien tiene menos poder adquisitivo). Los impuestos pueden ser sobre el consumo, sobre la renta, sobre la riqueza… según que aspecto quieras gravar.

Una vez metidos en materia, me paso a cuestionar, ¿cómo puede ser que ningún asesor, político, economista… del Partido Socialista Obrero Español se diera cuenta del error de la supresión del impuesto del patrimonio?

Es fácil. El impuesto del patrimonio es, en mi opinión, uno de los más progresivos, puesto que no sólo viene afectado por la renta, sino que es un impuesto sobre la riqueza de las personas, es decir, la gente adinerada, de familia bien, con un gran patrimonio, aunque no trabajase, contribuiría a las arcas del Estado.

Por consiguiente que las personas que más tienen sean las que mas paguen, personalmente, me parece un tipo altamente progresivo. Sin embargo este impuesto choca con los intereses no ya solo de una gran parte de nuestra “magnífica” clase política, sino con los de sus amistades, que son casi tan peligrosos como sus propios intereses. Ese fue el verdadero motivo de la supresión del impuesto, eso sí, maquillando y engalanando esta excusa afirmando que “era un beneficio para todos los españoles”, cierto, pero igual que la supresión de cualquier impuesto, la diferencia es la proporción en la que nos benefició a cada uno, y en ese aspecto las clases altas fueron las grandes beneficiadas. Y ahora, después de anunciar la subida del IVA (un impuesto sobre el consumo, que es mucho más regresivo que un impuesto sobre la riqueza como es el del patrimonio), dicen que quizás fuese un error. Que alguien me explique porque el Señor Zapatero no contrata como asesor a un hacendista YA!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here