Sociopolítica

Enfoques cooperativos, Hoy: “Hambre, marginación y educación son incompatibles”.

.

El Prof. Lic. José Yorg expone con crudeza su visión sobre la educación en barrios marginales y areas rurales latinoamericanas.

Por José Yorg, el cooperario

¿Cómo enseñar a alumnos que no pueden, no entienden, se debilitan por hambre, y los docentes somos presa de la incompatibilidad educativa, y sin embargo, somos responsables de crear situaciones propicias para la adquisición de conocimientos para que no queden fuera del sistema?

Rememoro aquí que nuestra labor educativa cooperativa nació precisamente en ámbitos rurales con pretensión de coadyuvar con una educación liberadora basado en el esfuerzo propio y la ayuda mutua como motores de una formación emprendedora que permitiera a los educandos organizarse cooperativamente para aniquilar sus debilidades en una sociedad inculcada en el individualismo.

Nos advierten los médicos que las consecuencias de la desnutrición son anemia, avitaminosis, cuyo resultado son la disminución del coeficiente intelectual, baja concentración, es decir, trastorno de aprendizaje, estado que nos revelan la dificultad neurobiológica por la que el cerebro humano funciona mal.

Las penurias son la dificultad para adquirir, descifrar o procesar signos e información, que afectan en definitiva el desempeño escolar, en la medida en que obstruyen o afectan la capacidad y la habilidad del educando para escuchar con atención, hablar, escribir , leer, razonar, memorizar, organizar información o asimilar matemáticas. Es así entonces que muchos niños inteligentes se arruinan en su aprendizaje a pesar de esa capacidad, pues el déficit nutricional les impide desarrollar ese potencial intelectual.

Por lo tanto…¡¡ hambre, marginación y educación son incompatibles!!

Estamos también en estado de emergencia lecto-comprensiva de los educandos por insuficiencia de libros de lectura que permitieran a cada educando desarrollar el habito de leer y consecuentemente la habilidad de comprender el contenido de los textos. Esta carencia dificulta en los educandos su expresión oral y escrita por lo que no obtendrán competencias aptas al estudio y al trabajo.”

Ahora, la pregunta es, qué podemos hacer o como podemos potenciar lo que estamos haciendo para revertir esta situación de vergüenza humana.

Se ha dicho repetidamente que “pobres ha existido siempre y así será por siempre”.Este slogan o frase, como queramos llamarlo es abiertamente un slogan de los idiotas incorregibles.

La base de la pobreza está dada en la forma como se distribuye la riqueza y punto. Entonces, debemos pensar seriamente en modificar las caducas y paralizantes estructuras del esquema capitalista del tipo dependiente o subdesarrollado que poseen nuestros países latinoamericanos.

La forma que adquiera esta compulsa por remover las trabas al desarrollo con equidad la definen los retardatarios. El cooperativismo propugna un cambio lento pero ininterrumpidamente.

Las cooperativas para contribuir al desarrollo económico y social de los pueblos basan su accionar, precisamente, en su doble carácter distintivo: económico y social, sustentados en los valores y principios que la guían en su quehacer transformador.

El impulso por una economía incluyente para la vida digna, que implica la satisfacción de las necesidades de los seres humanos desde un intercambio equitativo que rompe el Maquiavelo mecanismo de la explotación, donde se cumple lo alcanzado a ironía de aquello de que “no tengo tiempo de ganar dinero porque tengo que trabajar”

Las cooperativas están orientadas a preocuparse y ocuparse de los problemas educativos, de salud, de vivienda, de cultura y recreación, sólo por nombrar algunos puntos sobresalientes del progreso personal y colectivo de los pueblos.

La educación cooperativa escolar constituye un motor poderoso para hacer andar la autentica solidaridad y no la dadiva o caridad que ofende. El motor del esfuerzo propio y ayuda mutua, sólo reclama la decisión política de los gobernantes para su implementación en su benéfico aporte contra la pobreza…¿la darán?

¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario