Enfoques cooperativos; Hoy: carta abierta al Sr. Presidente de la Republica del Paraguay, Don Fernando Lugo.

0
54

Por José Yorg, el cooperario

Sr. Presidente, he leído la información a través de los medios de comunicación sobre sus expresiones dirigidas hacia el noble sistema cooperativo en ocasión de la inauguración de 40 viviendas en la ciudad de San Ignacio, departamento de Misiones, ocasión en que destacó la importancia de “soñar cooperativamente” como medio para el desarrollo de la comunidad”

Es, sin ninguna duda magnifico “soñar cooperativamente”, pero, convendrá conmigo que es más útil y prioritario “accionar cooperativamente”, y esto lo señalo con todo respeto y consideración que me inspira, asumiendo la responsabilidad que me cuadra como modesto obrero de la enseñanza cooperativa escolar y universitaria con pleno conocimiento de las proezas económico-social que impulsa el método cooperativo en los planes de desarrollo de las naciones empobrecidas.

Precisamente, el organismo supranacional de las Naciones Unidas el 18 de diciembre del año pasado en la 64va. Asamblea General aprobó la Resolución que declaró el año 2012 como el “Año Internacional de las Cooperativas”, documento en la que recomienda a los gobiernos a “Usar y desarrollar totalmente el potencial y contribución de las cooperativas para el logro de las metas de desarrollo social, en particular la erradicación de la pobreza, generación de empleo pleno y productivo y mejoramiento de la integración social”; por tanto, consideramos menester aunar esfuerzos a ese rumbo estratégico, y que esa fecha nos encuentre a gobiernos y cooperativas con realizaciones fecundas.

La confederación nacional de cooperativas-CONPACOOP- organismo que nuclea y representa al cooperativismo paraguayo y el Instituto nacional de cooperativismo-INCOOP- organismo descentralizado del Estado, cuentan con profesionales altamente cualificados para apoyar decididamente un Programa de Desarrollo Estratégico Cooperativo que bien pudiera su gobierno emprender.

Modestamente me permito-imbuido de entusiasmo y afecto-alentarlo a tomar la pertinente medida política de convocar a emprender el señalado Programa y me encontrará en primera fila de los voluntarios a realizar esto que sería indubitablemente un patriada honrosa.

La educación y capacitación cooperativa adquiere en dicho Programa relevancia absoluta, puesto que son las herramientas que guiarán eficientemente la formación adecuada para adquirir las capacidades, competencias y destrezas del método cooperativo.

Remarca el documento de las Naciones Unidas: “Atraer la atención de Estados Miembros a (sobre) las recomendaciones contenidas en el reporte del Secretario General para una más amplia acción promoviendo el crecimiento de cooperativas como negocio y empresas sociales que pueden contribuir al desarrollo sustentable, erradicación de la pobreza y subsistencia en varios sectores económicos en áreas urbanas y rurales y proveer ayuda para creación de cooperativas en áreas emergentes”.

La cooperación no es extraña a la cultura guaranítica, puesto que como bien lo sabe Ud. desde los albores de la nacionalidad paraguaya la producción cooperativa estuvo presente, el yopoy, el añondivepá, entre otras formas organizativas de producción constituyen valiosos acervos culturales que sustentan como apropiadas a revitalizar en planes gubernamentales.

Según publica el portal oficial de noticias de la Presidencia de la Republica Ud.,afirmó “En forma cooperativa y en forma conjunta, muchas veces la iniciativa privada con el aporte estatal se puede”.

¡Vaya que es posible! Sólo falta su voz y convocatoria.

Expresó también: “Qué lindo soñar que aquí puede surgir un barrio, que aquí puede surgir un vecindario, que aquí no es solamente parte de donde a lo mejor pastaban los animales, sino puede haber humanidad, sociedad, vecindario que puedan soñar, sentir y cumplir sus sueños”.

Lo repito con ansias desbordarte: que es lindo soñar, pero que es más útil y prioritario accionar cooperativamente para que el Paraguay cooperativo sea una realidad transformadora de los infortunios dolientes de las mayorías y que son vergonzantes para una estirpe viril.

Asevero que la hazaña del cooperativismo consistirá en que posibilitará un cambio benéfico, incruento, pacífico y ordenadamente posibilitará la superación del subdesarrollo actual que sume en problemas apremiantes a paraguayos y paraguayas como la falta de trabajo, educación, salud, tierra a los labriegos, de alimentos, todos males derivados de un sistema ya caduco y decadente.

Soñemos y accionemos, Sr. Presidente, cooperativamente, pues todo está llamado a cooperar para continuar la obra de la Patria Independiente y prospera de José Gaspar Rodríguez Francia y los López, desgraciadamente sofocada en sangre, rapiña y fuego.

Hoy es tiempo de transformaciones cooperativas, ¡manos a la obra, pues, Sr. Presidente Lugo!

¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here