Sociopolítica

Gobiernos Imbéciles

Digamos primero que… gobernar es muy difícil, que si gobernar una familia, incluso “gobernarse uno mismo” es muy difícil, gobernar un gobierno que trate de gobernar a los hombres es… dificilísimo. Pero aclarado ello, gobernar de la forma en que se está gobernando (en general y sálvese el que pueda) es de imbéciles, ineptos, inútiles y desastrosos, puesto que a las situaciones extremas en que nos han llevado; es para sentar a muchos ante jueces imparciales, sabios y justos… de los que indudablemente no hay, puesto que los aparatos judiciales y el conjunto de leyes que, “nos debieran amparar, van como van y a la vista de tanto desastre me remito”.

No entro en asuntos internacionales, de lo que hay para escribir enormes libros (por lo extenso de los mismos) y limitándose sólo a lo de la actualidad; me limito pues a lo de mi propio país que va camino de un desastre idiota, por lo desastroso de unos gobiernos inútiles, imprevisores y nefastos por demás; pero que persisten en la devastación y les importa un rábano lo que venga tras ellos.

Encabeza (“suponiendo que la tenga y hablando intelectualmente”) el nefasto y devastador José Luís Rodríguez Zapatero, que va a pasar a la triste historia de España, como el peor de los gobernantes de la misma y en siglos.

Y va a pasar inexorablemente así, por cuanto partiendo de una situación económica envidiable y con reservas cuantiosas, vistas las abundancias; se dedicó a derrochar dinero en tal cantidad y a engordar el inútil aparato estatal en tal envergadura, que nos ha llevado a una ruina que de no verla y padecerla, hace sólo un par de años, no nos lo podríamos llegar a creer. Pese a todo este inútil ni dimite, ni lo dimiten los de su partido, los que y en defensa propia, ya hace tiempo que debieron cesarlo, puesto que éste devastador y como ya vaticiné hace tiempo, va a acabar hasta con su propio partido, puesto que lo va a dejar tan maltrecho, que les va a costar trabajo rehacerlo en el futuro.

Los que se dicen socialistas (que no lo son) está claro que no saben administrar dinero público; y la prueba más cruel y sin fijarnos en muchos otros ejemplos, lo tenemos ahora mismo en Grecia, donde su gobierno “socialista” los ha llevado a la quiebra; y el resultado, son los disturbios continuos de una población que se considera estafada. Y no es que yo defienda a los contrarios por sus muchos fallos, pero compasivamente hay que considerarlos como bastante menos malos.

En España y en la nueva época, los dos períodos en que han gobernado, han sido desastrosos. Felipe González Márquez, dejó al salir de sus más de trece años en el poder… dejó, digo, las arcas públicas más vacías que… “la bolsa de un mendigo”; y éste que ahora dice gobernarnos, las tiene ya… “empeñadas con deudas que dudo puedan pagar hasta mis biznietos o los hijos de estos”, tal es la cuantía.

Pues bien, así las cosas estos inútiles, piensan gastarse un millón y medio de euros, en dotar a la cámara senatorial (el senado, que dicho sea de paso no sirve para nada y debiera haberse eliminado ya) con una instalación de traductores, para que “sus señorías vernáculas”, puedan decir sus enormemente vacíos discursos, en el idioma “de andar por su casa”… y que un equipo de traductores, lo pasen al idioma español… ¡¡¡Que forzosamente conocen todos estos inútiles que se sientan en esa cámara para echar las siestas continuas que en ella echan!!!

Pero es que igualmente y no hace mucho tiempo, en Cataluña (también mal gobernada por estos que se dicen socialistas) reciben una delegación de hispano americanos (creo recordar eran nicaragüenses) y “los muy vernáculos” (los catalanes claro está); montan un equipo de traductores y los reciben con discursos en el idioma vernáculo, para que mediante la traducción simultánea, estos invitados reciban en su idioma propio, el mensaje político de “tan ilustres e idiotas políticos españoles” (puesto que Cataluña sigue siendo España y en ella se habla mayormente el idioma español).

Imagine el lector la sorpresa de estos hispanos y la “panzá de reír” que debieron darse, una vez pasada la situación embarazosa de tal barbaridad.

En Asturias, andan gastándose gran cantidad de dinero público, en reavivar el “bable” y así puede que igualmente ocurra con el murciano “panocho” o el extremeño “castúo”; y así hasta para “el silbo canario”. España es un manicomio gobernado por locos de atar.

Bueno, pues esta es la impresentable clase política que domina los gobiernos de España y donde la corrupción, se desborda tanto por “los Pirineos como por Gibraltar y Andorra incluidos”… y mientras aquí… “las masas, que si el Madrid, que si el Barcelona”; tristemente tenemos lo que nos merecemos… “o se merecen”.

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

www.jaen.ciudad.org (allí más)

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario