Enfoques cooperativos; Hoy: “A propósito de bicentenarios, la crisis europea nos evidencia el camino que no debemos transitar: el ajuste y… la corrupción.

1
250

Enfoques cooperativos; Hoy: “A propósito de bicentenarios, la crisis europea nos evidencia el camino que no debemos transitar: el ajuste y... la corrupción.Por José Yorg, el cooperario

De un tiempo atrás hemos asistido a una intensa campaña de promoción desplegada por los gobiernos latinoamericanos referidos sobre el bicentenario de la independencia del yugo español, sin más, pregunto ¿de qué independencia hablan?

La dependencia económica, política y social de los países constituye un dato indiciario de la realidad, imposible de soslayar a la hora de indagar y analizar las profundas causas del atraso, demora o subdesarrollo de las naciones latinoamericanas, en especial.

No hace mucho, precisamente, planteé públicamente una polémica con el catedrático brasileño que lleva muchos años viviendo en los EE.UU., y que en ocasión de ocupar un importante cargo en el gobierno de su país, el Dr. Roberto Mangabeira Unger refirió: “Brasil hierve de vitalidad emprendedora y creativa, pero está sujeto por una camisa de fuerza de instituciones, prácticas e ideas que suprimen esa vitalidad, en lugar de instrumentalizarla”.

Lo repito ahora y lo repetiré tantas veces sea necesario, esa camisa de fuerza de la que habla Mangabeira Unger es la dependencia estructural que establece una subordinación estructural, pero también mental, pautas sobre las que rigen relación dependencia-dominio.

Europa, se sabe bien, durante muchos años despojó a America y así constituyó su base y desarrollo capitalista, hubo que romper esas cadenas para constituir naciones independientes, sin embargo, Paraguay siguió un camino diferente que sus hermanas, creó una nación sobre bases justas, equitativas y solidarias.

Hoy, España enfrenta una crisis económica profunda que ha abierto las compuertas del infierno pues ha desatado una verdadera crisis social y política cuyo indicador constituye el desempleo, la rebaja salarial que afecta a las mayorías. Miles de miles de compatriotas latinoamericanos se enfrentan al dilema de hierro: el regreso sin gloria o el sufrimiento económico y la discriminación.

Qué más hace falta para comprender que ha llegado el tiempo de transformaciones sociales y económicas sobre bases de lógicas diferentes, por ejemplo, sobre bases cooperativas, modelo de producción ejemplar y humana.

El verso de que la crisis económica-financiera global se superó no resiste un suspiro y cae por donde se lo mire.

La formula aplicada por los gobiernos sigue siendo el mismo: reajuste sobre ajuste, como dice José Larralde “doblando el lomo pa que otro doble los bienes”, los corruptos, los policástros, esos que fueran despreciados inteligentemente por la clase media argentina cuando exclamaron “que se vayan todos”.

Cómo funciona el capitalismo si no es a través del bolsillo de la gente que consume, pues si ya no tiene nada en el bolsillo, naturalmente el consumo cae y produce una espiral inflacionaria que favorece a reducidos grupos importadores y exportadores, incitan así a la única vía posible :la corrupción generalizada.

La crisis del capitalismo global es consecuencia de su desgaste funcional, lo previno su mayor intérprete, Adan Smith., cuando advirtió: El delicado mecanismo de la » mano invisible » entra en juego también en el mercado de los factores de producción, asegurando la armonía siempre que los factores buscaran las rentas máximas posibles. Se producirían los bienes adecuados a los precios adecuados y el conjunto de la comunidad obtendría la máxima riqueza posible mientras rigiera la libre competencia; sin embargo, si se restringiese la libre competencia, la » mano invisible » dejaría de funcionar y la sociedad cargaría con las consecuencias”

Entonces, qué libre mercado puede existir si el propio Estado restringe, ahoga al consumidor, y el trabajador no tiene demanda solvente, es decir, quieren comprar pero no tienen con qué, entonces el mercado se desequilibra, entra en caos, sin considerar, por supuesto, las demandas sociales, producto de la insatisfacción que a su vez desencadenan estallidos sociales.

El descrédito de los gobiernos están en alza y el modelo económico se desdibuja ante nuestros ojos a pasos acelerados.

Las reformas económicas que se requieren no surgirán, ya se sabe, por dolorosa experiencia, de manera espontánea desde arriba, en tal escenario se hace imperativo la apertura de espacios de propuestas participativas como la que legitima y oportunamente pudieran plasmar desde CONPACOOP y el INCOOP en referencia a la Formulación participativa del Movimiento Cooperativo Paraguayo a la PROPUESTA PARA EL DESARROLLO SOCIOECONÓMICO CON EQUIDAD, IGUALDAD Y UNIVERSALIDAD: “Paraguay para todos y todas”

¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here