Sociopolítica

LA MALA ESPERANZA…

Es cuestión de realidad o realidad virtual. Es, no es. Quiero creer que es por desconocimiento, por miedo o por simplemente sentir que es “algo” más allá del poder de uno, como uno solo.

Lo más grave, creo es por dejadez, por ignorancia, por la oscuridad del no querer ver. Y es que damos por descontado y cumplimos a cabalidad ese síndrome típico nuestro, el de subestimar.

Llevamos once años minimizando el poder de un loco, creyéndolo incapaz de hundir al país en la mas aberrante miseria. Nos amparamos en el “no lo creo”, “eso es imposible”, “el mundo va a reaccionar”, “que bolas, estás loco, eso jamás va a pasar”, “si la gente se arrecha, salen huyendo”, “los gringos, esos si nos ayudan”

Todavía estamos creyendo que es un problema de socialismo comunismo contra imperialismo capitalismo salvaje. Todo ese vocabulario tercermundista de pueblo excluido, posesión pública de los medios de producción, control colectivo, el pueblo es el que manda, desarrollo endógeno, revolución antiimperialista, economía de valor popular, socialismo del siglo XXI.  Todo eso es paja.

Seguimos pegados al anzuelo, no vemos que somos manipulados día a día. Todo lo que está sucediendo tiene un sentido. Comenzando las semanas en pánico por lo que dijo el loco el domingo anterior en su circo personal. Y pensamos en un caudillo que nos libere del mal y aplaudimos a cualquiera que hable bonito, aun sin sustancia en el caldo, sin ver que al final el único interés de ese paladín es fraguar su parcelita de poder.

La inseguridad nos corroe, así nos mantienen amedrentados, secuestrados voluntarios en nuestras casas, con pavor de salir o decir algo. El aparato productivo destruido, pero deberás vender tu alma al diablo, tu cuerpo y tu espíritu al partido para poder subsistir. El sistema de salud infame con resurgimiento de enfermedades infecto-contagiosas como: paludismo, sarampión, parotiditis, fiebre amarilla, tuberculosis, lepra, chagas, leishmaniasis, dengue; mientras más débil menos problemas darás al régimen, total de algo has de morir. Sistema educativo en crisis, deserción escolar del 45% en primaria y 62% en los siguientes niveles, con un promedio de 10,2 puntos; eres manejado, adoctrinado y adiestrado como animal de circo. No hay peor enemigo de cualquier revolución que el pensamiento, disentir es pecado, se paga con escarnio público, agresiones físicas y/o con cárcel. Ponte en cintura, pues.

Creemos pues que esto es para y por el pueblo. Y no, es para volver al conuco, al trueque, al todos contra todos, a la desorganización social, al “si mi patrón lo que mande y ordene”, al “shhhh cuidado con lo que dices, si te escuchan nos envainan”. A prostituirse para poder comer, a ser esclavos en nuestra propia patria y agachar la cabeza. A doblegar tu espíritu por miedo, a dar gracias a dios por que por lo menos estas vivo. ¿Y vivir así es estar vivo?

Un país de borregos

¿Esperanzas? Mala esperanza y como dijera Nietzsche “La esperanza es el peor de los males, pues prolonga el tormento del hombre” y yo humildemente le agregaría “y lo hace débil.

 

Arq. Víctor Mión

www.vmreporte.blogspot.com

[email protected]

24.05.2010

 

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario