Sociopolítica

Milagros como armas

María Dolores Cospedal, le va en el sueldo el discurso torticero, dice representar al partido de los trabajadores, y como tal pide el voto del PSOE. Tiene la política bastante de representación teatral, pero eso no quiere decir que su libreto deba ser engañoso, porque la política no debe ser una actividad delictiva. Es el teatro una actividad artística bella, que, además de emocionar, tiene ese punto de catarsis, que le hace una  necesaria representación social y convierte a los actores y actrices en admirables ciudadanos, a fuer de la teatralidad de sus funciones. María Dolores Cospedal, no pertenece a ese elenco. Pisa distintos escenarios, incluso a transmite sus soflamas pon ondas millonarias, exhibiéndose sin pudor una publicista engañosa, cuando afirma,  en escusa pertinaz  no pedida,   que ella no engaña. Ahora los predicadores del PP se  revisten con las albas de ZP,  a quien dejan  en consecuencia lego, sin los atuendos ilustrados, tejidos a lo largo de más de un siglo por la ciudadanía progresista, desde que Pablo Iglesias fundara el Partido Socialista Obrero Español, bajo la convocatoria a la unidad, a la honradez, a la inteligencia, a la igualdad, a la dignidad de la clase trabajadora. Ahora vocifera María Dolores pasionariamente y Rajoy, Arenas, Floriano, y González Pons, que los populares son el milagro y los socialistas están  vigilados con  Europa por los mercados.  “Hemos pasado del milagro español a ser un país intervenido”, ha dicho la secretaria general de los populares. Los 13.500 millones de euros en obras municipales, el PP no los hubiera invertido.  Cospedal no se siente traidora, pese a que  en la Comisión Constitucional del Congreso, el PP votó en contra del dictamen del Estatuto de Castilla La Mancha,  que ella votó afirmativamente en las Cortes de Toledo. Lo sorprendentemente  evidente es que quienes escuchen a Rajoy alcanzarán  de España el peor  concepto que quepa de país. Tan sólo por las “ansias” de gobernar, al igual que ponían en cada calle de Bagdad armas de destrucción masiva, ponen ahora escombros, paro y miseria en el haber socialista, al decir de Aznar, el Presidente milagro español. Fueron y son conniventes con la política económica neocom, causante real de esta convulsión financiera,  y en consecuencia económica, que sufre con los Estados Unidos de América,  también toda Europa. En el Campo de Montiel descalificamos a quien no nos parece de fiar diciéndoles “los milagros que tú hagas que me los echen a mí”. Eso.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario