Economía

Caja Madrid y Bancaja muestran el camino con su fusión fría

Todos sabíamos que Rodrigo Rato era un gestor fabuloso, pero en el día de hoy lo hemos vuelto a constatar, al comprobar como en apenas unos meses ha conseguido llevar a Caja Madrid a un acuerdo con Bancaja para realizar una fusión fría o Sistema Institucional de Protección.

Con este sistema ambas cajas conservarán su autonomía, ninguna perderá su marca ni su personalidad jurídica, pero sí aunarán esfuerzos y centralizarán servicios no específicos de la actividad financiera, logrando así sinergias positivas y aprovecharse del efecto positivo de las economías de escala.

Con este tipo de operación se logran las ventajas propias de una fusión, pero no se incurren en los costes de desarraigo que muchos dirigentes de cajas temen, ya que cada entidad mantiene toda su autonomía para tomar decisiones y decidir sobre el rumbo de la Caja.

Gracias a este acuerdo, el grupo resultante será la primera Caja del país, adelantando a la Caixa, que seguramente tendrá que mover ficha en breve, porque no querrá perder cuota de mercado ante sus competidores, que habían estado mareando la perdiz con otras operaciones menores que no han llegado a ningún lado.

Todo apunta a que Caja Madrid estaba buscando una operación de esta envergadura, asociarse con una caja de un nivel similar al suyo para conseguir potenciar su cuota de mercado de manera importante y colocarse en un lugar de privilegio en el sistema financiero español.

Poco a poco parece que las Cajas de Ahorro de este país comienzan a darse cuenta de la importancia de la centralización y de la necesidad de sus fusiones para paliar los efectos negativos de una excesiva fragmentación, la cuál hace especial mella en época de crisis.

Esperemos que este sólo sea un comienzo.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario