La prensa como actor perverso del actual conflicto mundial

0
131

La tercera y gran guerra mundial ha comenzado hace tiempo. Pocos la perciben porque trae nuevas formas a las guerras conocidas, pero ella esta entre nosotros. Esta nueva guerra es diferente y de momento se libra sin fusiles, misiles ni artillería. El campo de batalla no es el clásico y conocido en el pasado, una de sus características principales es que no está a la vista o en el exterior, se ubica “dentro de la cabeza” de la opinión pública, aunque esa misma opinión pública no tome conciencia que ello es así.

Las operaciones ya no se trazan a partir de estrategias militares para controlar un territorio, sino desde planificadas acciones que apuntan a lo mental para controlar las sociedades occidentales. Los soldados de esta guerra no son militares; son expertos comunicacionales en operaciones mediáticas que suplen las acciones militares tradicionalmente conocidas por operaciones psicológicas y propagandísticas. La munición militar ha sido sustituida por consignas mediáticas que no destruyen el cuerpo de las personas, sino que anulan su capacidad racional de decidir por ellas. El bombardeo y las consignas comunicacionales llevan como objetivo la destrucción del pensamiento reflexivo para sustituirlo por una sucesión de imágenes sin resolución de tiempo y espacio. Estos bombardeos mediáticos operan sobre la inteligencia racional de las personas, son dirigidos hacia su psicología y así manipulan su conciencia, sus deseos y sus temores.

Usted debe saberlo, a diario hay un ejército invisible que le apunta a su cabeza como lector. Ese ejército no utiliza carros de combate, aviones no tripulados, ni cohetes; contrario a ello, se sirve de información direccionada y manipulada por medio de imágenes y titulares generalmente sesgados para captar incautos o personas que simplemente pretenden conocer sobre un escenario puntual de conflicto. Los guerreros mediáticos-psicológicos no quieren que usted “piense información”, su objetivo es que usted consuma información, noticias, titulares e imágenes que exciten y exacerben sus sentidos y su curiosidad aun sin que ella tenga conexión entre sí. De este modo, se pretende que el cerebro de las personas este sometido a la lógica maquiavélica del divide y reinarás. Cuando la mente se fragmenta con titulares desconectados entre sí, deja de analizar lo relevante en cuanto a los elementos que configuran la piedra angular de los medios de comunicación y el fundamento mismo de su existencia; es decir lo referente al “qué, al porqué y al para qué” de cada información y se convierte en consumista de órdenes psicológicas direccionadas a través de consignas.

Así pues, los titulares y las imágenes son los sistemas de armas y bombas de última generación que la prensa dispara con demoledora precisión sobre la mente de una opinión pública convertida en teatro de operaciones de la guerra mediática moderna. El ejemplo mas acabado y perfecto de este escenario ha sido el reciente incidente de la flotilla encabezada por el buque turco Mavi Marmara interceptado por fuerzas israelíes en aguas bajo su jurisdicción, pero todavía hoy hay quienes hablan de aguas internacionales y de la brutalidad israelí, o la operación maquillada por la SEBIN (Servicio Bolivariano de Informaciones) días pasados al montar de manera descarada la detención del opositor político al régimen chavista, el Sr. Alejandro Peña Esclusa, cuya amplia cobertura en periódicos y agencias internacionales adictas al régimen fue encabezada por el ministerio del interior venezolano, a cargo de uno de los principales soportes del acceso del terrorismo yihadista en Latinoamérica, el Sr. Tarek Al Aissami (1), en tanto que las declaraciones de la esposa del detenido solo obtuvieron algunas breves líneas en escasos medios de prensa para denunciar que fueron plantados explosivos y detonadores en su finca por hombres de la propia seguridad chavista; y hay un sinfín de etcéteras de similares situaciones que la prensa manipula en función de sus intereses económicos e ideológicos entre otros.

En otras palabras, cuando usted consume prensa sesgada que se proclama democrática, popular, latinoamericanista, antiimperialista y antisionista, usted esta consumiendo, los intereses del mas rancio fascismo antidemocrático, antisemita y antijudeocristiano que se mueve detrás de cada noticia o información periodística con pautas y libertades que solo Occidente puede brindar, pues un periodismo responsable, serio y veraz jamás podría expresarse en ámbitos como Damasco, Teherán, la Habana, Islamabad, etc.; donde los enemigos jurados de las democracias y las libertades gobiernan con puño de hierro. Aun así, estas dictaduras odiosas disponen en Occidente de un ámbito propicio generado por las propias democracias a las que denostan y pretenden destruir.

Esta es la guerra de tercera generación que Occidente ha decidido no librar y la que llevara a profundizar su decadencia al punto de poner en peligro no solo la seguridad y las libertades de sus ciudadanos, sino la existencia misma de las instituciones democráticas que ha caracterizado y fortalecido la ilustración ante la barbarie.

(1) ¿Quien es Tarek Al Aissami?http://www.soberania.org/Articulos/articulo_4768.htm

http://cubanosusa.com/videos/cuba-tv/861683-tareck-el-aissami-1-2-quot-el-gobierno-asesino-de-israel-y-obama-el-nobel-de-la-paz-quot.html

« Revisionismo terminológico