Sociopolítica

Salvar al presidente Camps

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                     

     Aseguran fuentes jurídicas que la declaración de Pablo Crespo, ex secretario de Organización del PP gallego y presunto número dos de la trama Gürtel y considerado como mano derecha de Francisco Correa, en el sentido de que ni él como encargado de la contabilidad de las empresas presuntamente implicadas en el mayor escándalo de corrupción de la democracia habían pagado prendas de vestir a ninguno de los investigados en la trama de los trajes, aseguran dichas fuentes que esto puede resultar clave para la evolución de la investigación judicial.

    Ahora va a resultar que un posible y presunto implicado, considerado como la mano derecha de Francisco Correa y encargado de la contabilidad de las empresas investigadas, va a tener más credibilidad no ya que el sastre José Tomás, el que venía de Madrid a Valencia a tomarle medidas a Camps sino que va a tener más aceptación que las palabras del propio Camps, que dejó, con sus distintas versiones sobre los trajes que la cosa estaba clara: Los trajes eran un regalo de Correa. Creo que todos recordamos que cuando Camps, fue preguntado sobre los trajes primero dijo que él no sabía nada de ellos, posteriormente manifestó que los había devuelto y finalmente la cosa quedó en que los había pagado con dinero que había cogido de la caja de la farmacia que regenta su esposa. Creo que a buen entendedor con pocas palabras basta.

   O sea que las declaraciones del tal Pablo Crespo, pueden favorecer a Camps y a algunos más que supuestamente recibieron regalos de las empresas implicadas en el caso Gürtel. Lo que yo pienso de todo esto es que aquí de lo que se trata es de salvar al presidente Camps, con unos cuantos que paguen el pato basta, al margen de que si no salvan a Camps en el PP se encontrarían sin candidato para las próximas elecciones autonómicas ya que todos los prebostes del PP valenciano están más o menos salpicados por el caso Gürtel. La verdad es que lo tienen bastante crudo. Aunque Camps no debe preocuparse ya que si en el PP se aferran a las declaraciones del flamante conseller de Justicia, Rafael Blasco, que dijo que “Camps debería continuar aunque fuese condenado” el candidato sería Camps. O sea que ya  ve la influencia ante la opinión pública que según un conseller de Justicia tiene una resolución judicial condenatoria: Ninguna. Algunos políticos se la pasan por el forro. Pero así están las cosas. Lo lamentable es que por actuaciones como estas la última encuesta del CIS nos dice que la tercera preocupación de los ciudadanos, detrás del paro y de la situación económica, son los políticos. Siempre pagan justos por pecadores. Creo que hay que hacer distinciones y no meter a todos en el mismo saco. No es justo. En la política, como en la vida civil, hay golfos, pero no por ello se puede calificar a todos como tales.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.