Sociopolítica

Presupuestos o el convenio estatal del Gobierno

Este año no ha habido vacaciones, pero el tiempo de la negociación del presupuesto del Estado comienza en septiembre. Un comienzo y un trimestre de  Gobierno complejo.  Hay que firmar el convenio colectivo del Estado. Con unas políticas de  económica crítica, que no da signos concluyentes de haber encontrado las estrategias adecuadas para la creación de empleo,  sin eufemismos,  debiera afrontarse el diseño del ejercicio presupuestario 2011 como si de un convenio colectivo se tratase. Un pacto con la Sociedad  ha de firmar  el gobierno; con la sociedad articulada: Gobierno (Ciudadanía)-Sindicatos (Trabajadores)-CEOE (Empresarios y Autónomos).  El árbitro en la negociación serán las Cortes Generales: Ellas serán determinantes para  la aceptación del acuerdo y por tanto fijarán la duración de esta X  legislatura. Si el convenio estatal del Gobierno  para 2011  no se firma, Las Cortes se disolverán por la convocatoria de nuevas elecciones; porque caminos de crecimiento de empleo ha de haber y habrán de renovarse los representantes de las entidades negociadoras (Gobierno, Sindicatos, Patronal) si no son capaces de trazar una consensuada y por tanto buena hoja de ruta. La convocatoria de huelga General para finales de septiembre no es de escándalo. Es frecuente comenzar las negociaciones después de una huelga e incluso durante una huelga continúa la búsqueda de pactos. Cada uno muestra su fuerza y sus razones, porque la respuesta no tiene la univocidad del dogma. En la negociación se verá quienes tienen cartas y qué cartas, caso de tenerlas. La caballerosidad exige juego limpio y también en la negociación se descubre la limpieza de la caballerosidad del jugador. La imparcialidad de la labor arbitral, que atribuíamos a Las Cortes Generales, no exige de ellas  virtud menor, sino virtud cardinal. Sean los políticos prudentes; practiquen, sin extremismos en la razón,  la epiqueya y la justicia;  no sean débiles, sino fuertes y templados  en su tesón por el convenio. El presupuesto o el  convenio estatal del Gobierno español, tiene básicas consecuencias  regionales y locales y  se negocia en un ambiente global. ¿Quién dijo que ser político era fácil?

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.