Sociopolítica

Iraq en “perfecto” orden

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                       

    Bush, Blair y Aznar, deberán estar satisfechos por la decisión que tomaron en su día de declarar la guerra a Iraq máxime cuando parece ser que dicho país está en “perfecto” orden, dada la resolución norteamericana de retirar sus tropas de combate de territorio iraquí.

     Creo que después de esta determinación de evacuar esas tropas, ha llegado el momento de hacer balance de lo que de positivo haya podido tener esta guerra, lo negativo ya lo sabemos, bombas y más bombas en mercados y allá donde mayor número de personas de concentran, decenas, centenares de víctimas inocentes a las cuales se les libró del tirano pero que ahora sufren un tremendo estado de inseguridad, los que siguen vivos. Los muertos son los únicos que han sido “liberados”. En la época de Husein se castigaba con la prisión o con la muerte a aquellos que se mostraban contrarios al Gobierno del dictador, pero ahora las cosas han cambiado ahora se castiga a los que disienten y a los que no se meten en nada. Las bombas que los terroristas hacen estallar no distinguen entre “buenos” y “malos”. ¿Cuántos inocentes muertos se contabilizan en Iraq desde que a estos tres descerebrados se les ocurrió iniciar la guerra? Ya vamos perdiendo la cuenta. Pero ellos, los tres, se sienten orgullosos de haber sido los artífices de una guerra ilegal que ha sumido a Iraq en el caos y en la más absoluta de las miserias, algo que supone una tremenda paradoja en uno de los países más ricos en yacimientos petrolíferos. Pero ellos están muy satisfechos, es más, cuando se les pregunta no tienen ningún inconveniente en decir que lo volverían a hacer.

          Pero lo malo del caso es que estos tres lunáticos, se sienten “orgullosos” de la que han liado y sin duda alguna transmitirán a sus descendientes, en particular a sus nietos, cuando les cuenten a estos la “gloriosa” decisión que tomaron en su día para librar a un país de un tirano y dejarlo en manos del más despiadado y atroz terrorismo y de la miseria, el hambre y la privación de todos los medios necesarios para formar a unos ciudadanos libres y preparados para sacar a su país adelante.

     Esta es la parte que yo veo negativa, “siento” disentir de Bush, de Blair y de Aznar, ya que la positiva no la puedo relatar dado que solo nos la pueden dar Bush y sus socios, los magnates del petróleo, ya que ellos y solamente ellos saben que ha sido del petróleo que durante estos años se ha venido extrayendo del subsuelo iraquí.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.