Sociopolítica

Aproximación Filosófica y Política a la Violencia: La Violencia y la Resistencia Vista a Través de las Imágenes

Conferencia: Aproximación Filosófica y Política a la Violencia: La Violencia y la Resistencia Vista a Través de las Imágenes. *

En esta ponencia más allá de realizar un ejercicio intelectual de teorización sobre la temática y la problemática a abordar, pretendo esbozar algunas ideas o planteamientos aproximativos a través más de imágenes, que de palabras. A lo largo de las diapositivas de esta presentación encontraran imágenes que no sólo tenemos en nuestro imaginario colectivo e individual, son parte de la historia de la humanidad. Imágenes que expresan un fenómeno, un hecho, una situación llamada violencia que más allá de opiniones o subjetividades, es la cruda y dura realidad por la cual hemos transitado y seguimos transitando, en un mundo enmarcado en las desigualdades e injusticias políticas, económicas y sociales. Mi intención en esta conferencia es suscitar el cuestionamiento, la duda, la crítica y la pregunta, más allá de las apariencias y las formas. ¿Es justificable o injustificable la violencia? ¿Bajo que criterios o parámetros? ¿Es moral o inmoral? ¿Es una salida viable o inviable? ¿Somos por naturaleza violentos o la comunidad, el sistema o el mundo nos hacen y conducen a pensar y ser violentos?

Soy humilde y no pretendo contestar de forma definitiva las preguntas, pero si quiero aproximarme a posibles respuestas junto a ustedes. La posición cómoda de evitar el profundizar en este fenómeno, por el hecho de rechazar la violencia de plano, no cabe. Todo lo contrario, a través del examen visual de las imágenes nos cuestionaremos y cuestionaremos a la comunidad, el sistema y el mundo del porqué la violencia, las razones que posiblemente la producen, las personas o grupos que la han ejercitado y que han pasado a la historia por su ejercicio. Vivimos bajo el signo de la violencia. Se le impone al ciudadano toda una serie de medidas, ordenes y decisiones que le afectan y de la cual no es participe como ciudadano sujeto de derechos y deberes.

Partimos del supuesto que en la comunidad, sistema y mundo que vivimos el poder se ejerce con violencia muchas veces. Pero, no sólo se ejerce a través de lo físico, sino de lo psicológico, lo emocional, lo moral y lo legal. Ejercicio que se da a través de instituciones formales e informales, de leyes, normas y decretos, que se nos imponen con una mezcla de sutileza y fuerza. Con sutileza muchas veces porque se nos impone a través de medios imperceptibles e inimaginables, a los que están expuestos desde menores de edad y hasta las familias enteras, sentadas en el cómodo sillón de sus hogares. Programas de radio, televisión, videos, periódicos, música o propaganda expresan un alto contenido violento a diario, en donde se romantiza o glorifica a capos, mafiosos, asesinos, narcos, presentándolos cuales Robin Hoods modernos, como buenos, justicieros y héroes. Con fuerza cuando nos resistimos a aceptar las medidas, ordenes y decisiones que se nos imponen arbitrariamente y sin restricciones por medio de la policía o el ejército. Violencia institucionalizada, ejercida desde el poder político y económico con el objetivo de conservar y preservar un orden intransigente, impositivo, despiadado e inhumano, representado y sustentado por una élite o clase dominante.

Frente a esta realidad que se nos impone, debemos resistir y combatir. Esto es importante señalarlo frente a la violencia, resistencia. Resistencia que se expresa a través de los movimientos y organizaciones reivindicativas, sociales y populares, de las grandes protestas, marchas y movilizaciones reivindicativas, sociales y populares, de congresos, tribunas, reuniones, programas y jornadas de debate, discusión y concientización y de los ciudadanos que defienden y promueven la vida, la justicia social, la igualdad, la fraternidad, la solidaridad, la libertad y los derechos humanos, económicos, sociales y culturales. Resistir y combatir no significa negar el derecho sagrado a la rebelión en caso que este poder violento, la élite y la clase dominante a través de los aparatos represivos, de la policía, el ejército, de grupos de paramilitares o sicarios asesinen, violen, desaparezcan, arresten, repriman y persigan a los ciudadanos y a los movimientos opositores, ya sean políticos o civiles, bajo un orden de corte autoritario, anti-democrático y dictatorial. Aunque esto no es la justificación de caer en los excesos, arbitrariedades y barbaridades que deslegitimarían causas de lucha y protesta justificadas plenamente en lo moral, ideológico, político o reivindicativo.

La resistencia a la violencia de los dominantes la ilustramos a través de una serie de imágenes que representan variadas formas de lucha y protesta frente a distintas temáticas y problemáticas por parte de los que hoy estamos dominados. Frente a está situación hay que señalar: la élite y clase dominante que tiene todo el aparato estatal y represivo en su control y disposición, el ejército, la policía, las armas y el monopolio de la violencia, imponiendo un orden de corte autoritario, anti-democrático y dictatorial nos lleva a los dominados (me incluyo) a una situación extrema, crítica y última, de vida o muerte, de sobrevivencia, de no resolución dialogada a los conflictos y nos vemos abocados e impelidos a usar la fuerza controlada para la autodefensa y la resistencia. Ante la presión popular y comunitaria, la denuncia ciudadana, la victoria moral en la batalla de las ideas y principios, la verdad reveladora que descubre y desnuda a los dominantes y los muestra tal cual son, la élite y clase dominante usa como su última arma y recurso, la violencia irracional y desmedida, la muerte, la desaparición forzada, la tortura vil y cruel, el cierre de medios de comunicación social, estados de excepción, suspensión de las pocas libertades y derechos que puedan estar vigentes, militarización del país, leyes, normas y decretos para justificar, permitir y prolongar dicha violencia.

Ellos, los dominantes, se convierten en gran medida en sus propios sepultureros, se desnudan en lo que son, bestias salvajes, crueles y despiadadas y sus propias acciones los llevan a su bancarrota y ruina moral, ideológica y política, con las repercusiones nacionales e internacionales que conlleva la violación masiva de los derechos humanos y las libertades. En estos casos esgrimen argumentos para justificar sus acciones como: “la defensa de la patria frente al comunismo”; “seguridad nacional”; “la seguridad interna del Estado” o la “inestabilidad política causada por grupos subversivos narcos-terroristas o la influencia de países socialistas.” La violencia ejercida desde el poder no es sólo represión de protestas, manifestaciones, detenciones o enjuiciamientos contra opositores, es la imposición de un modelo o sistema político, económico y social injusto y desigual, que niega los más elementales derechos y libertades, como la educación, la salud, la vivienda, la alimentación y el trabajo. Es la descalificación, la intimidación, la amenaza de muerte a opositores, la censura previa a los medios escritos, radiales y televisivos, la guerra psicológica, el hostigamiento a familiares, amistades y vecinos, el despido de puestos públicos y de empresas privadas, entre otras formas violentas.

Los casos más recientes de violencia ejercida por la élite y clase dominante nacional, regional y mundial son: el golpe de Estado en Honduras contra el gobierno constitucional del Presidente Manuel Zelaya Rosales por parte del ejército y las cúpulas oligárquicas liberales y conservadoras hondureñas con el gran saldo de muertos, desaparecidos y heridos, violaciones masivas a los DD.HH., la ruptura del orden constitucional y democrático y la imposición del gobierno ilegitimo del Sr. Porfirio Lobo Sosa; los denominados “falsos positivos” que son verdaderos crímenes de Estado contra civiles en Colombia por parte de soldados y oficiales del ejército colombiano y las escuchas telefónicas y los manuales de persecución y represión del Departamento Administrativo de Seguridad D.A.S., bajo el gobierno del Presidente Álvaro Uribe Vélez y de su Ex Ministro de Defensa hoy Presidente Electo de Colombia José Manuel Santos; el ataque en aguas internacionales por parte del ejército de Israel contra una flota humanitaria que transportaba alimentos y medicinas al pueblo palestino produciendo la muerte de varios activistas de DD.HH. y heridas a otros más; la persecución y represión contra el pueblo naso por parte del pasado y actual gobierno panameño y de la empresa ganadera bocas del Sr. Mario Guardia y la recién aprobada ley que penaliza y criminaliza la protesta social en Panamá bajo el gobierno del Presidente Ricardo Martinelli Berrocal, son muestras fehacientes de un orden nacional, regional y mundial basado en la enajenación, la explotación, la destrucción, la represión, la criminalización y la muerte de los pueblos y de los seres humanos. Estos son apenas algunos casos de los que considero más representativos en estos últimos tiempos.

En esta breve exposición de ideas y planteamientos más allá de la descripción o análisis realizado, quiero dejarles una reflexión. Frente a la violencia de los poderosos y explotadores, nosotros los débiles y explotados no tenemos nada más que perder que nuestras cadenas, en cambio tenemos un mundo que ganar, transformar y cambiar.

Muchas Gracias Compañ[email protected] por su atención.

Descripción general de las diapositivas sobre la violencia:

1-     Abuso policial en Argentina contra un manifestante.

2-     Fusilamiento del General de Cholos Victoriano Lorenzo Troya (1867-1903) en la plaza de Chiriquí, hoy de Francia, el 15 de mayo de 1903, producto de la conspiración de las cúpulas oligárquicas liberales y conservadoras y los EE.UU.

3-     La Guernica fue pintada en 1937 por el pintor español Pablo Ruiz Picasso (1881-1973) para la Exposición Internacional de Paris. La Guernica es un pueblo vasco bombardeado, el 26 de abril de 1937, por la aviación nazi-fascista en la Guerra Civil Española, (1936-1939) entre republicanos y monárquicos.

4-     Campo de concentración, exterminio y de experimentación médica nazi de Auschwitz-Birkenau (1940-1945), ubicado en Polonia durante la II Guerra Mundial. Este campo y los sobrevivientes fue liberado por el ejército soviético.

5-     Primera bomba nuclear lanzada en la historia de la humanidad contra la ciudad de Hiroshima, Japón, el 6 de agosto de 1945, en el final de la II Guerra Mundial, por el bombardero B-29 de nombre Enola Gay, ordenada por el Presidente Harry S. Truman de EE.UU. (1884-1972), con el objeto de buscar la rendición incondicional del Imperio del Japón. Produjo la muerte de alrededor de 120, 000 personas en su casi totalidad civiles, dejando un saldo de casi 300, 000 heridos, entre los cuales gran cantidad presenta variaciones y mutaciones genéticas debido a la radiación a la cual estuvieron expuestos. Los percances biológicos y anatómicos, persisten hasta nuestros días dentro de la población japonesa.

6-     Ejecución extrajudicial en Saigón, Vietnam del Sur por un oficial del ejército sudvietnamita contra un ciudadano acusado de ser de la guerrilla del Vietcong.

7-     El monje budista Thich Quang Duc (1897-1963) se autoinmola por la persecución que sufren los monjes budistas por el gobierno del Presidente Ngo Dinh Diem (1901-1963) en Saigón, Vietnam del Sur, el 11 de junio de 1963.

8-     Niña quemada vietnamita sale huyendo de su aldea junto a otros niños durante un bombardeo con napalm por el ejército de EE.UU., el 8 de junio de 1972.

9-     Golpe de Estado fascista en Chile contra el gobierno constitucional del Presidente Dr. Salvador Allende Gossens (1908-1973) por parte de las fuerzas armadas y los carabineros chilenos al mando del General Augusto Pinochet Ugarte (1915-2006) con el apoyo de EE.UU., el 11 de septiembre de 1973.

10- Ataque terrorista contra las Torres Gemelas, el 11 de septiembre de 2001. 11-S.

11- Abusos, humillaciones, torturas y violaciones a los DD.HH. contra prisioneros de la cárcel iraquí de Abu Ghraib por parte de soldados del ejército de EE.UU.

12- Pinturas del pintor colombiano Fernando Botero Angulo (1932) sobre los abusos, humillaciones y torturas a prisioneros de la cárcel iraquí de Abu Ghraib.

* Ponencia presentada en el Foro: “Aproximación Filosófica a la Violencia”, organizada por la Asociación de Estudiantes de Filosofía, en el Salón de Profesores Mgter. Manuel Octavio Sisnett, Facultad de Humanidades, Universidad de Panamá, el 23 de junio de 2010.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.