Sociopolítica

Gatos asesinados en el Cementerio de Salamanca

La Asociación Salmantina Protectora de Animales y Plantas lleva un tiempo denunciando públicamente el maltrato notorio y continuado que sufre el núcleo de gatos situado en el Cementerio Municipal de la capital charra por parte de los empleados que lo gestionan, pero la situación se ha visto agravada en los últimos meses con la aparición de cadáveres felinos claramente asesinados y abandonados en lugares visibles para su fácil localización.

El tira y afloja entre la protectora salmantina y la empresa que gestiona las instalaciones públicas del cementerio, Parque Cementerio de Salamanca, S.L., es una batalla que viene de lejos, pero nunca había cobrado la crueldad de los últimos meses. Los miembros de la Asociación siempre se han quejado de que los empleados de la empresa concesionaria tiraban al suelo la comida que dejaban en lugares estratégicos y discretos para la alimentación de los gatos, y de las “extrañas” muertes de un gran número de gatos en los alrededores del cementerio municipal, asunto del cuál han hablado en numerosas ocasiones con los responsables de la empresa, sin ninguna explicación efectiva por su parte.

A la hora de realizar este artículo nos hemos puesto en contacto con la empresa gestora y se han remitido a la carta explicativa que enviaron al Ayuntamiento de Salamanca cuando desde fuentes municipales se pidieron explicaciones. A continuación la reproducimos de manera íntegra:

“Muy señor mío

Me dirijo a usted con relación a las declaraciones de la Asociación Salmantina Protectora de Animales en varios medios de comunicación y en su página Web, a fin de informarle sobre la situación.

Desde que el Cementerio Municipal San Carlos Borromeo es gestionado por nuestra empresa se vienen produciendo quejas de visitantes a raíz de la existencia de gatos en la zona de la antigua entrada principal. Estos animales son alimentados por personas relacionadas con la asociación antes mencionada, quienes llevan varias veces por semana pienso para los animales, colocándolo en varios lugares del cementerio, sobre todo en un pequeño panteón en la parte izquierda de la puerta.

Dadas las habituales quejas de los usuarios por los restos de comida, heces, olores y demás, se ha propuesto a la asociación proporcionar el agua y alimento a los animales en otra situación.
En concreto se les ha propuesto una estancia a unos setenta metros de donde habitualmente dejan la comida, de modo que el pienso y el agua estarían bajo techo, se colocaría arena y el mismo personal del cementerio mantendría el lugar. De esta manera entendemos que se evitarían molestias a los usuarios y visitantes del cementerio, siendo al mismo tiempo posible que la asociación continuase con su actividad. La asociación ha rechazado nuestra propuesta y continúa dejando el alimento a los animales donde a ellos les parece conveniente.

Queremos manifestar que a empresa en ningún momento ha realizado actos contra los animales, tal y como denuncia la asociación, limitándose a recoger y limpiar la zona.

No se produce el “exterminio” que se denuncia, y en ningún momento se ha tomado acción alguna contra la integridad de los animales.

Tampoco tenemos constancia de que ninguna persona, propia ni ajena a la empresa, haya realizado acciones contra los animales, más allá de transmitir sus quejas.

Atentamente,”

Desde el Ayuntamiento, por su parte, niegan los hechos aludiendo a un informe realizado por la Unidad de Vigilancia de la Policía Local, a raíz del carácter público de las acusaciones de la Asociación salmantina en el que no se arrojaba ningún hecho imputable ni ninguna responsabilidad sobrevenida.

Desde la Asociación Salmantina Protectora de Animales y Plantas se ha intentado mediar, en beneficio de los gatos, con la empresa concesionaria del cementerio, intentando llegar a un acuerdo que pudiera satisfacer a todas las partes. Pero la opción facilitada por la empresa gestora del cementerio de amontonar a los gatos en un pequeño habitáculo insalubre ha sido rechazada de raíz por los miembros directivos de la asociación.

Sin embargo, este problema del núcleo de gatos en el Cementerio Municipal sólo es una pequeña parte de un problema mayor. En Salamanca existen diferentes núcleos de gatos incontrolados que viven en condiciones pésimas, alimentados por la solidaridad de algunos vecinos, pero a los que no se pone coto. Desde la Asociación salmantina se ha solicitado la esterilización por parte del Ayuntamiento de estos gatos en repetidas ocasiones, pero los responsables municipales han hecho oídos sordos, al igual que a la pregunta al respecto de esta redacción.

En definitiva, la situación de los gatos callejeros en Salamanca es un tema pendiente del consistorio charro que sigue mirando hacia otro lado sin atajar el problema de raíz para evitar imágenes tan crudas como las que inician este artículo.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.