Sociopolítica

Ni-Li An Tong


Andamos los columnistas escribiendo a todo gas por si el 29-S, en plena efervescencia sindical, nos toma el teclado por esquiroles y nos vemos atacados por un masivo piquete spam que incendie nuestras letras. Así que en éstas, en la tensa e intensa espera de ratificar lo que ya sabemos por la voz de la calle, que no necesita huelgas para hablar, le damos a la tecla, por si ha llegado, tal como vaticinan Méndez y Toxo, el principio del fin del sistema de cosas anunciado por la Biblia.

Como es menester, rebuscando en los anecdotarios de los periódicos, donde hay que hozar noticias que no nos referencien a la huelga de las pituitarias, he atrapado una de esas gacetillas que dan quehacer a las linfas del cerebelo. China ya prepara el lanzamiento de su segunda sonda lunar, la “Chang E II”. Ahí es nada. Aunque, ya puestos en biblio-filosofía, no podemos extrañarnos pues el mismo Génesis lo anunció, aquella vez, sí, durante el sueño de Jacob, cuando decía: “Tus descendientes serán tan numerosos como el polvo de la tierra y te extenderás por oriente y occidente, por el norte y por el sur. A través de ti y de tus descendientes serán bendecidas todas las naciones de la tierra”. Un texto apócrifo me han dicho que añade: “todas las naciones serán bendecidas por tus fondas, por tus tenderetes de vestimentas coloreadas y por tus mercaderías insólitas a un dracma”

Siguiendo la línea de fabricación de las zapatillas Nikes, los polos Adidasi y los equipos de sonido Pijoneer, la Agencia Espacial China, que se llamará algo así como la NIASA, se ha metido de lleno en la colonización ¿mercantil? del espacio. Uno de los siguientes hitos que andamos esperando los humanos de nuestra especie, es la llegada del hombre a Marte. Y lo imaginamos como ese alunizaje de Neil Amstrong, lanzando su propaganda americana, con su bandera de barras y estrellas y sus saltitos ingrávidos; imaginamos al yanqui de turno hollando el planeta rojo y soltando alguna frase para la historia del tipo: “Queridos compatriotas, queda confirmado: sí hay vida inteligente en Marte. Patrocinado por Coca-Cola”. Llevo tiempo anunciando, como un profeta iluminado en mi pequeño mundo, que hemos de quitarnos esa fantasía de la cabeza porque el primer humano que pise Marte será un chino. Neil Amstrong pasará a la historia del Lejano Oeste y sus páginas serán relegadas por algún tal Ni-Li An Tong.

¡Como si no lo supieran ya los interesados! Que, vista la partida perdida, han decidido al menos adelantarse en otros asuntos igual de importantes, nombrando una embajadora interestelar para coordinar el primer contacto con la vida ¿inteligente? de otros planetas. Que como los alienígenas hablen primero con los chinos, éstos les compran la franquicia de PizzaSpace como está mandado.

Volviendo a la primera visita a Marte, entiendo que muchos preferirían, para no dañar las neuronas, que el susodicho se llamara John Fisher, Dick McDonald o James Kazalski, que son nombres, esos sí, de astronautas como Dios manda. Y esa bandera china, rojigualda, pues no será lo mismo que si fuera la americana, es de acuerdo general que le quitará algo de glamour al “martizaje”. Siento haberles quebrado la fantasía. Siento haber mandado al limbo memorables películas como “Misión a Marte” o “Planeta Rojo”. Y sí. Lo sé. ¡Con lo que nos cuesta asimilar los cambios cuando los tenemos tan interiorizados! Que si quieren hacer la gracia en la próxima partida de Trivial, prueben a hacer las siguientes preguntas al rival de turno.

a) ¿Quién es el presidente de Rusia?

b) ¿Quién es el presidente de la ONU?

c) ¿Quién es el secretario general de la UGT?

Pues no, señores, el presidente de Rusia ya no es Vladimir Putin. Es Dmitri Medvédev. Y tampoco el presidente de la ONU es Kofi Annan. Es Ban Ki-Moon. A la tercera pregunta, aún hay un buen puñado de gentes que responderán que el secretario de UGT es Nicolás Redondo.

¡Ay, señor Cándido Méndez, que tenga usted suerte mañana! Miren, no quería hablar de la Huelga, pero ¿cómo evitarlo?

Sólo una última cosa: por si no se han dado cuenta, Ni-Li An Tong es un nombre de mujer. ¿O acaso lo dudaban?

Escrito queda.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.