Valeriano Gómez nuevo Ministro de Trabajo: La cuadratura del círculo

0
72

Era uno de los nombres que se habían venido barajando para sustituir a Celestino Corbacho al frente del Ministerio de Trabajo, pero no deja de ser una sorpresa que Zapatero haya elegido para gestionar la reforma laboral recién aprobada a una persona que se ha manifestado claramente en su contra.

Se trata de una de esas cuadraturas del círculo que tanto le gustan al Presidente, amante de la sorpresa y autoreivindicador nato, ha querido dar un giro a la izquierda, tras el volantazo a la derecha que había dado con su plan de austeridad público, un giro que ha apoyado con la presencia de Rosa Aguilar en el Ministerio de Medio Ambiente.

Con Valeriano Gómez al frente de la cartera de Trabajo, el Presidente pretende recobrar las buenas relaciones con los sindicatos y fortalecer el diálogo social. Gómez es afiliado a la UGT y claro defensor de los derechos adquiridos de los trabajadores.

Ahora se encuentra con una doble patata caliente. Por un lado, llega a un Ministerio (que ya conoce de la etapa de Caldera, cuando fue Secretario de Empleo) que tiene que tratar con el grave problema del desempleo, y, por otro, tendrá que gestionar una regulación laboral que no comparte.

Habiendo aceptado el nombramiento da a entender que está dispuesto a hacer que los sindicatos acaten la nueva regulación, porque si fuera para lo contrario, si fuera para modificar el nuevo texto laboral los mercados internacionales se echarían encima de Zapatero y nuestra salida de la crisis se resentiría.

Una cuestión difícil de dilucidar que sólo podremos ver a lo largo de los meses y con los hechos en la mano. Hasta entonces, no nos queda otra que desearle la mejor de las suertes, que será la suerte de todos, y concederle, como a cualquier cargo público, 100 días de gracia.

¡Qué los aproveche!