Economía

En la mente de un genio contemporáneo

En un mundo globalizado en el que todo está interconectado, faltaba alguien que explotara la interconexión individual entre personas. Así nació Facebook, un instrumento social que ahora todo el mundo usa y del que vive pendiente.

Si hubieran inventado Facebook, habrían inventado Facebook”. Probablemente sea ésta la frase que mejor define el carácter de La Red Social, la película que cuenta la historia de Mark Zuckerberg, el creador de Facebook, y la que nos abre las puertas de su mundo y  de su categórica y exitosa mentalidad: egoísta, arrogante, emprendedor, y que ve un hueco, lo cubre y revoluciona el mundo. Un personaje muy en la tónica de Ayn Rand.

Cartel promocional de La Red Social

La película engancha desde el primer minuto. Es todo un ejercicio de estilo por parte del realizador, David Fincher, creador de otras obras de culto como Se7en o El Club de la Lucha, y que ha tenido su mejor apoyo en uno de los mejores guionistas que pululan en los últimos tiempos por América: Aaron Sorkins, creador de éxitos como El Ala Oeste de la Casa Blanca.

No decae en ningún momento y regala al espectador muchísimo más de lo que se puede esperar al entrar al cine porque, siendo sinceros, nadie se podía esperar una gran historia de algo que se creó hace dos días, como quien dice.

Si por algo se caracteriza la historia, es por su magnífica representación del capitalismo. La sempiterna historia del esfuerzo y la valía personal. Un joven cualquiera, por medio de su pasión – a la que dedica la mayor parte de su tiempo – ha conseguido cambiar el mundo mediante un proceso totalmente emprendedor que no ha sido fácil, que tuvo dificultades, pero que terminó con uno de los mayores éxitos de nuestra época, y que probablemente supere en un futuro a gente como Bill Gates. De momento es ya el joven más exitoso del planeta, y el multimillonario de menos edad. Y todo porque lo ha ganado, no le ha llovido del cielo. Una historia que dentro de unos años las facultades de económicas pondrán de ejemplo de empresario-emprendedor.

Y es que los genios en el s. XXI ya no juegan a ser Einstein ni se dedican a la ciencia y a descubrir cosas como la ley de la gravedad. Los genios contemporáneos alumbran ideas que cambian el mundo. Y en ese sentido La Red Social es un análisis perfecto, una radiografía de la sociedad actual que nos rodea insertándose en la mente de todo un genio de nuestro tiempo.

Nota final: 9/10

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.