Economía

Seguimos consumiendo menos

Nos pueden alegrar los oídos con cifras macroeconómicas con tendencia positiva, o hablarnos de crecimientos en tal o en cual año, o, incluso si quieren, nos pueden vender la moto de que el empleo se irá recuperando poco a poco, y nosotros nos lo podemos creer, o no, pero si hay un dato que no admite tergiversación ni manipulación es el dato del consumo de los hogares.

Estadística pura y sin interpretación posible, el dato que ha hecho público hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE) expone bien a las claras que la crisis, lejos de haberse esfumado, ha venido para quedarse, lastrando tanto las economías domésticas como las nacionales.

Según los datos del INE, el consumo de los hogares españoles cayó un 5.1% en el año 2009, un varapalo auténtico para nuestra economía, aunque algo que ya se percibe en la calle, en el día a día, ese cuadrilátero al que los políticos nunca se suben, viviendo, como están, en su cómodo loft de vida relajada.

El dato es preocupante porque hay que recordar que todo nuestro sistema económico, y el de casi todo el mundo está basado en el consumo. Simplificando, un ciudadano consume, por lo que una empresa abastece ese consumo, para lo cuál genera empleo, en el cuál trabaja el ciudadano, que con sus ingresos puede seguir consumiendo. El ciclo perfecto.

Si no se consume, las empresas no necesitan abastecer, no hay empleo, no se consume, y así se entra en un círculo vicioso del que es complicado salir y para lo que se necesita al Gobierno, ahora metido en tareas de austeridad por imperativo de los mercados internacionales y por su despilfarro anterior, no hay que olvidarlo.

Sin embargo, como todas las estadísticas, este dato debe de ser analizado con perspectiva. Se trata de un dato de 2009, y los analistas coinciden en afirmar que se está generando cierta mejoría en la economía nacional, por lo que si se realizara la misma estadística a día de hoy es probable que estuviéramos hablando de otras cuestiones.

Pero del pasado se aprende para mejorar el presente, y hay que tomar este dato del consumo de 2009 como un punto de partida hacia la recuperación. Si no, mal vamos.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.