Néstor Kirchner: In memoria

0
140

31 de octubre de 2010, Cd. de México; D.F.

SEÑORA PRESIDENTA MARÍA CRISTINA FERNÁNDEZ

RESPETUOSAMENTE.-

Néstor Kirchner: In memoriaMe enteré del fallecimiento del Presidente de UNASUR, Néstor Kirchner, tardíamente, pues me encontraba en un seminario. Desde el año 2001, participé en la organización de diferentes foros en mi natal, Cd. de Monterrey, Nuevo León, en México, difundiendo la crisis a la que se enfrentaba el pueblo argentino y organizando foros de solidaridad en su batalla contra el imperialismo financiero.

Desde los cacerolazos organizados a través de correos electrónicos por las clases medias que habían sido estafadas por la combinación de la Junta Monetaria y el corralito, hasta las palabras de los traidores que proponían pagar la deuda externa argentina con parte del territorio nacional argentino, todo eso difundimos en el pueblo mexicano, buscando  precisamente concientizar y precavernos de los que nos podría pasar a nosotros mismo, si no participábamos en esta lucha, en la que teníamos que unirnos al pueblo argentino.

La muerte del ex Presidente, me cayó como balde de agua fría. Simplemente recuerdo las horas que tomé analizando su discurso de la Plaza de Mayo, en el que habla de los trabajadores, los intelectuales, los excluidos. Era impresionante la claridad con la que  describía cómo el proceso de globalización ha destruido las estructuras sociales de nuestros países latinoamericanos y cómo era necesario que empezáramos a reconstruirlos.

Kirchner, se portó como un hombre y un patriota. Defendió a su pueblo, en los momentos justos en que se necesitaba un liderazgo. Derrotó a Menen, otro tecnócrata estilo Salinas, de ésos que usa y deshecha el FMI, y re-usa como preservativos sucios. Kirchner, por su parte, fue un político decente quien no se entregó a las presiones y mandó al diablo al FMI.

Es mi convicción, que el bloque sudamericano, no hubiera hecho los progresos que los han llevado hasta ahora a ser sus miembros, naciones en pie de lucha contra el imperialismo, pero también en pie para su reconstrucción, sin la decida participación de este patriota argentino.

Perder a un dirigente de este alcance, pero sobretodo, cuando uno lo siente cerca, debe ser un momento difícil en la vida. Guardadas las respectivas distancias, créame, que todos aquéllos que hemos perdido la presencia de un ser querido, mientras estamos precisamente en momentos álgidos de la lucha política, comprendemos la situación que vive el pueblo argentino.

Disculpe Ud., si esta carta fue escrita sin protocolo, como dirigida a una persona cercana. Pero los que aspiramos a liberación de los pueblos, así nos sentimos unidos a las personas que representan a nuestros ideales. Como prueba de ésto, Señora Presidenta, le pido recuerde el caso del funeral de Beethoven y la impresionante presencia del pueblo alemán en él para homenajearlo póstumamente.

Somos seres efímeros, ciertamente. Algunos pierden su tiempo, indagando el significado de cuatro letras: “vida”; sin darse cuenta que es lo que dejamos cuando nos retiramos lo que importa, lo que le dio el significado a nuestra existencia. El Presidente Kirchner –discúlpeme Ud. mucho, pero un personaje de su magnitud llevará en mi conciencia tal apelativo eternamente frente a su pueblo-, nos dejó muchas tareas por cumplir. Seguramente, no todo lo que hizo en su administración fue perfecto, pero sus decisiones en los momentos críticos, sí demuestran que sus propósitos fueron los más elevados.

Desde Franklin y Washington, en América, con nuestras independencias, hemos tomado la decisión de que los periodos de los gobernantes deben de ser breves en la vida de los pueblos, porque es necesario que ellos se esfuercen al máximo. Es un sistema muy riesgoso, porque implica que habrá escollos y la posibilidad de que gente no muy capaz alcance temporalmente posiciones de poder.

Pero la convicción de las Naciones americanas, es que la lucha permanente por la felicidad, la democracia, la justicia y la libertad, debe ser el centro de la vida política del pueblo. Enfrentamos la peor crisis del sistema financiero internacional, misma de la cual, el pueblo argentino ya es muy sabedor de sus efectos. No me queda duda, que el carácter del Presidente Kirchner, es un legado que inspirará a esta y a futuras generaciones.

SEÑORA PRESIDENTA:

La vida nos presenta desafiamos, pero ninguno mayor que el que implica el amor verdadero por los elevados ideales. Reciba de parte de los mexicanos conscientes el mayor respaldo para su pueblo en este momento, y la certeza de que la idea de Libertad será alcanzada por nuestros pueblos, como tenemos certeza de que el valor de cada vida, de cada hijo del pueblo es precisamente, la razón de ser nuestra lucha. Lo decimos simplemente, la razón por la cual somos lo que somos y hacemos lo que hacemos, es porque comprendemos lo efímera que es nuestra vida, pero lo valiosa que puede ser para la vida de los pueblos.

Néstor Kirchner, se encuentra seguramente en una situación más favorable que los que aún seguimos en pie de lucha; pero nos esforzaremos dignamente por lograr mínimamente mantener el ejemplo de sus convicciones.