Economía

Las trampas económicas de Estados Unidos

Estados Unidos ha hecho una jugarreta tramposa al resto de sus socios del G-20, que no saben muy bien como reaccionar, y de momento se han limitado a sospechar y a dejar hacer a la Reserva Federal (Fed) que tras su última inyección monetaria conseguirá devaluar aún más al Dólar y favorecer así la competitividad de las exportaciones estadounidenses.

El problema radica en que la Fed tiene como uno de sus mandatos el velar por la buena marcha de la economía del país, a diferencia del Banco Central Europeo, y puede justificar esta inyección en aras de fomento de la recuperación que todavía sigue sin verse a pesar de las correctas medidas de Obama, y el resto de países tendrán que creérselo, o no.

Pues bien, yo no me lo creo.

El riesgo de inflación subyacente a una inyección de liquidez excesivo sólo puede compensarse con una mejora adecuada de la competitividad de las exportaciones, y eso es, precisamente, lo que busca esta medida. Para que nos entendamos entre todos, y sin entrar en grandes complejidades económicas, si en el mercado hay más Dólares, el valor de estos cae, es decir, se devalúa, por lo que es más barato comprar en esa moneda y como las exportaciones de Estados Unidos son, lógicamente, en Dólares, los productos de sus empresas serán más baratas en comparación con los de otras partes del mundo, por ejemplo, la Unión Europea.

Pero esta guerra de divisas, que algunos insinúan, pero que es más que una insinuación una realidad, no empezó con esta medida, sino que lleva muchos años iniciada desde China. La diferencia es que hasta ahora Estados Unidos y la Unión Europea habían hecho frente común, un frente que se ha roto con la rotura de baraja de los norteamericanos.

Si el G-20 sirve para algo, debería de dejar de ser un foro de diálogo y comenzar a tener fuerza ejecutiva para evitar que determinadas acciones nacionales puedan dar al traste con todos los esfuerzos del resto de países para sacar adelante la situación de crisis actual y mantener un crecimiento sostenido y sostenible para el futuro, porque si acabamos entrando en una guerra de divisas multilateral nos enfrentaremos a una grave situación de impredecibles consecuencias.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario