Sociopolítica

Hablar por hablar

Las migas del almuerzo

Tiene guasa que un glorioso subproducto de Nike nos llame a la revolución. Empecemos por esbozar un retrato al óleo de la criatura. Un tipo maleducado y respondón, un futbolista que jugó en ocho equipos diferentes en diez etapas diferentes, un fornido cowboy francés, que bien te podía dar los buenos días llevándose el dedo al ala del sombrero como atizándote un coz en la espinilla para mandarte al hospital. Eric Cantona llegó a la cumbre de su pasajera historia en el Manchester United (donde lo idolatran, por cierto) y dejando a un lado sus fabulosos goles y sus solapas levantadas, pasó a la posteridad por una patada a lo Kung Fu que le arreó a un espectador del Crystal Palace en 1995 (previa provocación del segundo, claro, matizan).

 Este visionario, que ahora es entrenador y jugador de la selección francesa de fútbol playa, es quien nos invita amablemente a quebrar el sistema económico mundial. Y además lo hace cual si fuera un profeta revelado. Ha convocado a las masas oprimidas a que el próximo día 7 de diciembre acudan a sus respectivos bancos a sacar todo el dinero que tengan allí depositado, para provocar una crisis de liquidez que se extienda como un virus y romper así la baraja monetaria por la mitad.

 La teoría ya está inventada aunque el Sr.Cantona se eleve ahora como un adalid del anti-capitalismo. El carácter de reserva fraccional de la banca (presto más dinero del que dispongo) es y ha sido uno de los peligros del sistema capitalista y en no pocos momentos, por ejemplo en 2008 al inicio de esta fatídico crack económico que padecemos, esta cuerda floja ha estado a punto de saltar por los aires. Pero por si no lo supiera el iluminado “diablo rojo” habremos de explicarle que la red de seguridad para evitar tales desmanes acaba siendo el Estado (es decir, todos nosotros), que en última instancia salva los muebles inyectando liquidez en el sistema a través de los Bancos Centrales. Que en esas estamos, ha de saberse.

 De todas formas es hablar por hablar. Los ataques al centro neurálgico del capitalismo han existido y existirán siempre. E incluso, me atrevo a aventurar, algunos puedan ser merecidos e incluso aplaudidos, como lecciones marcadas a base de bofetones. El problema está en saber qué proponen luego profetas como éste. Muy bien. Rompemos la balanza, hundimos y cerramos las entidades bancarias. ¿Y después? ¿Cuál es el nuevo sistema por el abogan los “cantonianos”? ¿Comunismo? ¿Anarquismo? ¿Neolítico de subsistencia? Nada sabemos al respecto.

 Es muy peligroso llamar a la revolución por puro afán de protagonismo. Hay que tener un plan preestablecido, el que sea. Los burgueses franceses cortaron la cabeza a su rey en 1789 con el fin de dilapidar el Antiguo Régimen y conseguir los derechos consuetudinarios de la nobleza. Los obreros rusos dieron la vuelta a su país para alcanzar un sistema igualitario (bueno o malo, no lo juzgo) basado en la comuna. Toda revolución tiene su sentido, su objetivo. Pero revolver por revolver…

 De todos modos, lo peor (o lo mejor según se mire) de todo es que supuestamente hay 14.000 bobos dispuestos a seguir la “no teoría” de Eric Cantona para el día 7. Y lo más curioso es que, como el Cid, Cantona sigue “protagonizando” campañas publicitarias después de muerto (futbolísticamente, se entiende). No hace mucho le veíamos aparecer en un anuncio de Nike, que aún lo mantiene como icono mundial. Supongo que la próxima vez pedirá a la compañía que le abone sus cuantiosos emolumentos en efectivo. Yo insto desde aquí a que le paguen sus próximos salarios en monedas de un céntimo, y que se fastidien los bancos.

 Por último, una postrera reflexión. Quiero felicitar a los responsables de la Wikipedia, que tanto allana los caminos de nuestras cabezas pensantes. No sólo son capaces de actualizarse casi al segundo (ver mi columna del Krakenorakel) sino que ya han alcanzado el nirvana y la habilidad de reescribir el futuro como si fuera un pasado histórico y lejano. A día 23 de noviembre de 2010, osea hoy, en la entrada “Eric Cantona” podemos leer y fascinarnos con la siguiente coletilla añadida casi “a mano” en el currículum vitae de este, por otra parte, buen futbolista.

 “En 2010 [Eric Cantona] sirvió como inspirador de una propuesta de protesta organizada a través de las redes sociales contra el vigente sistema bancario de reserva fraccional”.

 Ahí es nada, la WikiBrujaLola

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario