Sociopolítica

¿Que les han hecho los andaluces?

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                        

    La consejera de Educación de Esperanza Aguirre, ha dicho que los andaluces venden a 50 euros en los mercadillos de Málaga los ordenadores de sus hijos que en su día les entregó la Junta de Andalucía para su formación. Yo creo que ya está bien de que los del PP se metan con los andaluces. Les han dicho y llamado de todo desde que los niños andaluces son analfabetos, pasando porque lo que tienen que hacer los andaluces es ponerse a trabajar hasta llegar a lo de los ordenadores. O sea, les han llamado ignorantes, gandules y estafadores. Es de esperar que esto no afecte a aquellos niños que sus padres o bien son afiliados al Partido Popular o votan a la derecha en Andalucía porque si los insultos se generalizan, deberían aclararlo desde el PP, no me explico cómo en Andalucía haya alguien que les vote, si tienen algo de eso que se llama dignidad,  autoestima o amor propio.

    Esto que digo no es hablar por hablar no, no me he inventado nada. El 3 de marzo de 2.008 en el periódico El Plural se informaba de que la entonces eurodiputada y candidata al Congreso de los Diputados, Ana Mato, dijo lo siguiente: “Los niños andaluces son unos analfabetos”. El 6 de febrero de 2.008 el mismo periódico resaltaba la frase de aquella perla sin pulir llamada Manuel Pizarro, en la que decía: “Yo lo que quiero es que la gente de Andalucía se ponga a trabajar” A esto hay que añadirle lo de la venta de los ordenadores.

      La verdad es que quien tiene la culpa de esta supuesta venta, yo no lo creo en absoluto, de que los ordenadores que les fueron entregados a los estudiantes andaluces por la Junta de Andalucía se vendan de forma fraudulenta en los mercadillos de Málaga, la culpable, repito, es la Junta de Andalucía por dotar a los centros escolares de ordenadores portátiles, esto jamás puede ocurrir en las comunidades autónomas donde gobierna el PP por la sencilla razón de que no han entregado un solo ordenador a nadie, ni entregado ni prestado, argumentando motivos para no hacerlo tan pueriles como increíbles. Este es el caso de la Comunidad de Madrid, de la Región de Murcia y de la Comunidad Valenciana, donde el  conseller de Educación, Alejandro Font de Mora, dijo que los ordenadores podían producir ceguera a los alumnos, cuando autoridades en el campo de la oftalmología dijeron que tal afirmación era una barbaridad, pero algo tenía que decir el conseller valenciano, aunque hubiera quedado mejor callándose y no haciendo el ridículo y entregando esos ordenadores.

     Ante estos insultos a los andaluces tachándoles de ignorantes, gandules y estafadores yo me pregunto si Javier Arenas, el eterno candidato del PP en Andalucía, si él se considera también insultado y por tanto  maltratado y ofendido, aunque  como militante disciplinado que es, creo que sacrificará su dignidad, porque debe tenerla ¿no?, en beneficio de los intereses de su partido.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario