Sociopolítica

Cómo afecta la crisis económica a la pareja

En la actualidad, no sólo España sino que también, otros países hacen frente a una grave crisis económica donde existen muchos desempleados que llevan más de un año o incluso dos en las listas del desempleo. Cada persona afronta esta situación de forma diferente. Por ejemplo, una persona joven y soltera necesita menos dinero para vivir. En cambio, cuando alguien tiene que mantener una familia entonces la presión económica aumenta no sólo por uno mismo sino también por el bienestar de todos.

La crisis económica puede afectar al seno de la pareja de forma positiva o también negativa, es decir, los problemas económicos pueden unir o también separar a dos personas. Es en un momento de dificultad cuando el amor se pone verdaderamente a prueba. Es decir,  en un momento de bonanza econónima es fácil mantener el equilibrio en el hogar, especialmente, en una sociedad que está basada en los valores de confort, consumo y abundancia.

Sin embargo, en un momento de crisis económica es más difícil estar bien con la pareja puesto que uno mismo no se siente bien a nivel emocional, el deseampleado está irascible como consecuencia de su fragilidad interna, además, la falta de empleo repercute generalmente en el nivel de autoestima. Es habitual que en el seno de una pareja débil con problemas económicos se produzcan discusiones en las que existen faltas de respeto hacia el otro. A veces, es difícil hablar expresando sentimientos simplemente y asumiento la propia responsabilidad en base a la ignorancia emocional que tiene más de una generación.

Hablar de amor en la teoría es fácil, especialmente, si equivocadamente muchas personas toman el amor como mera atracción. Lo cierto es que el amor verdadero se muestra verdaderamente en un momento de dificultad cuando una persona se siente débil, a veces, pierde la esperanza de encontrar un trabajo, y sobre todo, el amor es amor cuando se valora al otro por quién es y no por aquello que tiene o posee.

La crisis económica invita a pensar en el valor que tiene la persona al margen de cualquier propiedad material. En breve, estaremos celebrando las fiestas de Navidad. Unas fechas en las que el poder de la familia es inifinito y también, donde el consumo parece casi una obligación.

Para sorprender a otra persona no hace falta dinero. Solamente, es necesario tener un poco de imaginación, originalidad y ganas por dar lo mejor de uno mismo para el otro. De momento, y hasta que la Navidad llegue, como siempre, es mejor disfrutar al cien por cien del presente sin esperar a que llegue mañana.

Cuando una persona sufre porque no puede encontrar un empleo debe de pensar que no se trata de un hecho personal, es decir, que la explicación última del desempleo no tiene su razón de ser en la falta de preparación profesional o en la poca valía de una persona. Hoy día, la falta de empleo afecta a toda la sociedad de forma global.

Foto vía: Flickr-Kozumel

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario