Sociopolítica

La Constitución económica

La convocatoria de José Luis Rodríguez Zapatero el pasado sábado fue para hablar de España en serio. Los empresarios exigen al gobierno reformas; El Gobierno exige  de los empresarios colaboración para   la recuperación de la imagen de España en los mercados internacionales. El ex ministro económico Rodrigo Rato,  aconsejó que  tal vez sea mejor sobreactuar que quedarnos cortos. Reformas e imagen.  Reforma de la estructura  laboral,  de la vida laboral y las pensiones, del sistema financiero, incluidas las cajas de ahorro y  del  sector público, incluido el Estado de las Autonomías, y la definición de las políticas energéticas.  Se subrayó la necesidad de mayor transparencia en el sector inmobiliario y el cuidado del sector turístico. Zapatero recogió el guante con el anuncio de una Comisión Nacional de Competitividad,  en la que habrán de estar quienes no fueron llamados  a esta reunión de 37 (39 convocados), los agentes sindicales, Administradores Regionales y Locales y representación “laica” ciudadana. ¿Por qué no,  puesto que  se trata  de modernizar España, para que encare con éxito la garantía del futuro bienestar? En Brasil, Lula Constituyó el Consejo de Desarrollo Económico y Social, Dirigido por Tarso Genro, de quien importamos para Albacete la experiencia de los presupuestos participativos de Porto Alegre.  Según las palabras de Lula da Silva en la ceremonia de inauguración del nuevo órgano, “el Consejo no es apenas más que un instrumento de debates. Es un espacio muy especial, con una finalidad nueva y precisa. Del mismo forman parte ciudadanos y ciudadanas representativos de diferentes clases sociales, variados sectores productivos, con puntos de vista e intereses no necesariamente coincidentes,  pero con un objetivo en común: contribuir para que Brasil, haciendo las reformas necesarias, supere la crisis actual y retome de modo sustentable el camino de crecimiento económico y de verdadera justicia social’. En 1991, en España, se constituyó el CES, a tenor del artículo 131.2 de la Constitución. En las Constituciones europeas posteriores a la II Guerra Mundial, a diferencia de los textos liberales del siglo XIX que dejaban la economía a la mano invisible de Adam Smith, se considera la economía como una de las materias propias del texto constitucional. El artículo 131 de la Constitución se integra en lo que se ha denominado Constitución Económica. Permítaseme la cita textual: Artículo 131: 1 El Estado, mediante ley, podrá planificar la actividad económica general para atender a las necesidades colectivas, equilibrar y armonizar el desarrollo regional y sectorial y estimular el crecimiento de la renta y de la riqueza y su más justa distribución. 2. El Gobierno elaborará los proyectos de planificación, de acuerdo con las previsiones que le sean suministradas por las Comunidades Autónomas y el asesoramiento y colaboración de los sindicatos y otras organizaciones profesionales, empresariales y económicas. A tal fin se constituirá un Consejo, cuya composición y funciones se desarrollarán por ley. Cuanto más escucho en estos días decir que en estos momentos no sería posible el consenso constitucional de 1978, más pienso que lo mejor posible es precisamente el fruto del acuerdo.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario