Sociopolítica

¿Incurrió Trillo en delito?

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                    

    Cuando leí en El País, el pasado día 26, las declaraciones secretas al juez de los empleados de Forever Young, la tienda donde Camps y los suyos iban a recoger los trajes, lo de pagarlos ello ya se verá cuando acabe todo el procedimiento judicial sobre el caso Gürtel, de momento y por las declaraciones de la cajera, parece ser que ni Camps ni los suyos pagaron importe alguno al menos personalmente, cuando leí esas declaraciones sentí indignación y una gran pena. Indignación porque como dice en dicho diario uno de los empleados declarantes, fueron obligados a firmar en un folio en blanco unas declaraciones contra el sastre José Tomás, el que denunció lo de los trajes, totalmente falsas, aprovechándose del miedo de esos trabajadores a perder su trabajo y sentí pena por la actitud de un empresario que se aprovecha de su situación de empleador para forzar a sus trabajadores a declarar en falso.  Eso es un delito, pero más delito es aún, de ser ciertas las manifestaciones ante el juez de ese empleado al decir lo siguiente: “Yo recuerdo que en varias ocasiones en las que vi en el despacho del señor Hinojosa –el empresario- al señor Federico Trillo, que se reunió con él en varias ocasiones…”. Ante esto cabe preguntarse que a qué iba Trillo tantas veces a hablar con el propietario de Forever Young. Yo no sé si Trillo era el letrado del señor Hinojosa, pero hay unas afirmaciones que el empleado hizo ante el juez manifestando lo siguiente: “Él nos hizo firmar un documento en blanco y luego redactó con su letrado una serie de puntos…No se qué ¿verdad?”.

     La intervención de Trillo, no sé en calidad de lo que fue, si como letrado del empresario o como asesor ya que este empleado cuenta ante el juez y esto está relacionado con las varias ocasiones en que Hinojosa y Trillo se reunieron, cuenta lo siguiente: “…a la salida de este señor –de Trillo- del despacho me dice Hinojosa, se va a enterar este sinvergüenza” en referencia a José Tomás.

    Lo cierto y verdad es que quien induce a alguien a declarar en falso está cometiendo un delito y aquí está claro que esa inducción la hubo, por tanto quien o quienes fueran los instigadores deberán responder ante la justicia ya que el juez tiene potestad para abrir unas diligencias penales contra los que así actúan. Pero si Trillo, consiguió salir del caso del Yak-42 sin una mota de polvo en su vestimenta, es decir si tan siquiera pisar los juzgados, no creo que en este caso se pueda ver involucrado judicialmente. Pero no está demás el averiguar si Trillo era el abogado o el asesor del empresario, ya que si hubo alguna relación profesional entre este e Hinojosa, quedaría claro que Trillo incurrió en delito. Pero no creo. Los del PP tienen “baraka”, lo que equivale a bendición divina. Al final, ya lo veremos, tiempo al tiempo, en el caso Gürtel van a ser condenados cuatro mindundis. Aunque me parecen muchos.

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario