Sociopolítica

Enfoques cooperativos; Hoy: Cooperativismo, modelo productivo compatible con la continuidad de la vida en la tierra.


Por José Yorg, el cooperario.

Nuestro punto de vista para afirmar positivamente el título del presente artículo emerge-pudiéramos graficar- desde las entrañas misma de la causa fundamental del surgimiento y desarrollo del cooperativismo: el infortunio mayoritario, derivado inmediatamente después de implantado un modelo de producción social y económico en la etapa histórica conocida como “Revolución industrial” en la Inglaterra del siglo XIX.

Estudiamos y definimos el problema del infortunio mayoritario, empezando por anotar que constituye aquella gran población objetivamente imposibilitada de desarrollar una vida acorde a los estándares humanos: asegurados sus necesidades de existencia material y moral.

Ya es conocida la postura acertada de que alimentarse y arroparse no son Derechos Humanos sino Derechos Animales (en su sentido estricto).Partiendo desde aquí podemos colocar las cuestiones en su necesaria y justa ubicación.

¿Qué otra cosa significan los estallidos de insatisfacción social que se dan a escala mundial, sino el rechazo mayoritario a vivir como animales?

¡Abramos el tiempo de la vida digna, que ennoblezca las relaciones armónicas entre los seres humanos, la naturaleza y la producción material y espiritual!

Las cooperativas justifican sus existencias en el objetivo de satisfacer necesidades disminuyendo proporcionalmente los precios de servicios y productos ofrecidos y tienden naturalmente a integrar redes de complementariedad a satisfacción de todos.

La productividad sólo puede ser garantizada por el modelo cooperativo toda vez que es un modelo productivo incluyente, racional y equitativo, social y económicamente.

Pero… ¿a qué se enfrenta en su camino la cooperación? Digámoslo sin ambages y con la convicción de que la cooperación en modo alguno es una formula prodigiosa y que no remediará de golpe las lacras actuales de analfabetismo, de la incultura, de la desocupación, de la falta de salud y de justicia social, de la conducta arraigada en mentes desorientadas, individualistas y mezquinas que no pueden asimilar los hábitos del trabajo cooperativo, pero que sin embargo, de un modo u otro finalmente el cooperativismo triunfará en virtud a la nobleza y justas motivaciones,

La cooperación es una natural facultad del ser humano como especie-amordazada ciertamente hoy por inhibidores alienantes- pero también es un sistema socio-económico creado por la capacidad intelectual, producto del raciocinio, pudiéramos afirmar que constituye nuestra última alternativa organizativa para preservar la sobrevivencia de la especie humana en condiciones armónicas.

El desastre ecológico en el mundo que jaquea la existencia de la especie humana y aumentada a los criminales efectos de los agrotóxicos utilizados de manera fuera de control, todo ello nos invita mirar hacia el llamado de la cooperación.

¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario