Sociopolítica

España camino de “lo de Argentina”

 

            No nos engañemos y preparémonos (si nos dejan) está ya muy claro que España camina hacia “los mismos calvarios”, que ha sufrido y sigue sufriendo Argentina; un país riquísimo (que España no lo es) en riquezas naturales, cuatro veces más extenso que España, muy poco poblado y que en muy poco tiempo, toda esa prosperidad que tuvo (llegó a ser una nación señera en todo el mundo) lo han dejado en una miseria material y moral, que da pena o lástima apreciar ello; y sin vistas de mejoras a corto plazo… y no, nadie piense en revoluciones, que todas han fracasado y que precisamente suelen ser provocadas por los mismos canallas dominantes, ya que así se afianzan por períodos más largos, puesto que “convierten a sus súbditos” en mucho más borregos (incluso corrompiendo a las masas) para que ellas mismas se autodestruyan y con ello; se amolden a “los mendrugos” que les van a seguir dando “sus viejos amos” convertidos en nuevos, pero que en realidad y en el fondo son los mismos, “con diferentes chaquetas o uniformes”… eso sí, dando gritos a favor de una patria, que son ellos los más culpables de la destrucción de la misma; pero que sin escrúpulo alguno y con toda la perversidad inimaginable negarán siempre, culpando a quien sea de lo que sólo ellos tienen toda la culpabilidad.

 

            Y ni me hablen de “partidos” (partidos que no entienden que un Estado es un todo) que como tales, ya estamos viendo que a lo que se dedican es a “tirar de la manta”, pero no para descubrir y que sean juzgadas (y eliminadas) todas las suciedades y podredumbres que se ocultan bajo ella, sino para rasgarla o hacerla trizas y llevarse de paso todo lo que puedan, destruyendo a sus oponentes… y no para conseguir un Estado mejor y más próspero, sino simplemente para obtener el mando y obrar de forma casi igual; de ahí que sea una monstruosa mentira lo de “derechas, izquierdas, nueva vía, o la madre que los parió”; todos van a la misma política, que no es otra que procurarse cuanto más mejor para su panza y su bolsillo; y a lo sumo, la de sus allegados, compinches, o sostenedores de los puesto a donde llegaron vete a saber cómo.

            Como estamos viendo ahorma mismo en España (“donde todos los políticos ya van a la desesperada y no saben hacia donde van y menos quieren analizarlo y hablar claro, obrando con lógica y caiga quién caiga”) todo son discursos destructivos, donde lo que impera es… “el tú más que yo”; no planteando caminos, sino cerrándolos y cerrándose de forma ya delictiva en “un tribunal de ley natural”; puesto que no se justifican unos cargos “electos”, cuando es el propio pueblo y ya en masa, el que a través de las encuestas los ha repudiado a todos… ¿qué esperan para irse, que los echen a escobazos?

            Sólo se les ocurre el aumentar impuestos, el mermar aún más los mermados (o nulos) ingresos de cada vez más españoles; los que hasta ahora mismo “aguantan”, pero ¿hasta cuándo va a ser posible aguantar esta tensión ya demasiado en aumento? ¿No se dan cuenta este ejército (son ya un ejército enorme) de inútiles que parasitan al Estado y comprenden y respetan a sus verdaderos sostenedores, que son los que producen bienestar y trabajo?

            No nos engañemos ni vivamos en una ilusión idiota: mientras la sociedad civil no se organice en asociaciones “LIMPIAS” (no politizadas) y con esa limpieza ataquen al sistema político, para establecer de verdad UNA DEMOCRACIA; no tenemos solución.

           Y no la tenemos por cuanto y está clarísimo; a la política terminan por llegar y dominarla los mas sin escrúpulos, los mayores parásitos (veamos qué ha hecho cada político antes de llegar a la política: lo previno Confucio hace 2500 años) y los más propensos a corromperse e incluso a venderse o vender… “a su padre y a su madre”.

             Mientras no nos enfrentemos a esas crudas realidades, esto no cambiará salvo siempre a peor y como estamos padeciendo.

             Así pues, el que se estime con cojones/ovarios, que empiece a crear inquietud e inicie asociaciones en su barrio, para en principio defenderse de los latrocinios de su ayuntamiento… primer paso a dar y luego ir ampliando.

             Pensemos, obremos y lograremos lo que Gandhi, dejó marcado… “no es necesaria la violencia, sí la inteligencia y constancia y no aceptar lo no aceptable”.

 

Antonio García Fuentes

(Escritor y filósofo)

www.jaen.ciudad.org (allí más)

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario