Economía

La polémica de la edad de jubilación

La polémica que estamos viviendo sobre el alargamiento de la edad de jubilación a los 67 años es un claro ejemplo de como el ruido mediático nos engatusa por el terreno pantanoso de la ignorancia, llevándonos a alzar la voz por cuestiones aparentes sin preocuparnos por la esencia de otras más trascendentales.

Si te digo la verdad a mí me da lo mismo jubilarme a los 65 o a los 67 años. Si todavía sigo vivo en ese momento, los avances de la medicina y la mayor calidad de la vida que he ido llevando hasta hoy debería dejarme en una situación de indeferencia real ante trabajar o no trabajar, es más, veo más probable que me apetezca seguir trabajando a que no.

Sin embargo, lo que no me gustaría es que se me ampliaran los años de cómputo para calcular el importe de la pensión que percibiría. Los últimos años de la vida laboral son aquellos en los que las percepciones salariales son mayores, por término general, y cuanto más atrás se vaya para calcular el cómputo de la pensión menores serán los emolumentos que se perciban. Pues bien, la propuesta de reforma de las pensiones de la que tanto se está hablando también prevé una ampliación del cómputo.

Más dañino, desde un punto de vista social, es la ampliación del cómputo que el alargamiento de la vida laboral, pero los sindicatos, en una clara demagogia populista están poniendo el grito en el cielo por llevar la jubilación a los 67 años, y no están diciendo nada por ampliar los años de cómputo, algo que ya permitieron al gobierno de Aznar hace poco más de 10 años.

La verdadera solución sería el mantenimiento del cómputo actual y la flexibilización de la edad de jubilación, anticipándola en actividades laborales físicas y retrasándola en actividades laborales intelectuales, porque no se puede tratar de la misma forma a trabajos tan diversos.

Y, por último, no se puede ser más papista que el Papa, y los sindicatos deben de ser consecuentes con la realidad en la que vivimos. La inmensa mayoría de las jubilaciones en este país se pactan en los convenios colectivos a través de jubilaciones anticipadas o incentivadas, por lo que casi nadie se jubila a los 65 años marcados hoy en día, así que si la edad se amplia a los 67, será un valor más nominal que real.

Patrocinado: Tu Hostal en Salamanca en Hostal Santel

Sobre el autor

Jordi Sierra Marquez

Jordi Sierra Marquez

Comunicador y periodista 2.0 - Experto en #MarketingDigital y #MarcaPersonal / Licenciado en periodismo por la UCM y con un master en comunicación multimedia.

Dejar un comentario