…¡Esas no volverán!

0
44

ELCRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                 

    Cerramos el año 2.010 con el principio del fin del Estado del Bienestar, fue bonito mientras duró, mejor diría relativamente bonito, y entramos en 2.011 abriendo las puertas al Estado del Malestar.

     Cuando la derecha se ha posesionado en el consorcio de las naciones europeas y por tanto reúne el suficiente poder para dictar normas y ordenar las pautas a seguir tanto en lo social como en lo económico, no ha dudado ni por un momento en pensar y darse perfecta cuenta de que tiene una ocasión única para establecer las reformas sociales y económicas que tanto tiempo lleva pretendiendo hacer, reformas que, obvio es decirlo, no van a beneficiar en absoluto a la clase trabajadora, a mí eso de la clase media y media alta nunca me ha dicho nada, la realidad es muy clara: el grueso de los humanos que habitamos este planeta somos, en su inmensa e incalculable mayoría, trabajadores por cuenta ajena, o lo que es igual, gentes que dependemos de un jornal que nunca llega a fin de mes. La derecha ha sabido aprovechar muy bien esta crisis para acabar con el Estado del Bienestar, lo lamentable de todo esto es que estamos viendo con tristeza como gobiernos que se dicen de izquierdas están cumpliendo esas normas que desde la Unión Europea dicta la mayoría, la derecha, con un entusiasmo que no acierto a comprender. Hasta tal punto es así que algunos dirigentes de izquierdas están dando la impresión de que estas reformas son de su propia cosecha. En definitiva, de forma, creo que totalmente inconsciente, quiero creerlo así, le están haciendo el juego a la derecha. Tenemos ejemplos no muy lejanos.

    En el caso de España, el fariseísmo, el cinismo y la hipocresía de la derecha llega hasta el punto de que está criticando al Gobierno de España por las reformas que siguiendo las directrices europeas, las de la derecha, está poniendo en práctica y culpando por ello al Ejecutivo de Zapatero de estar desmontando el Estado del Bienestar, cuando no hace falta ser muy inteligente para darse cuenta y vaticinar que cuando en este país gobierne la derecha aquellos logros sociales que tanta sangre, sudor y lágrimas costaron para conseguirlos y que han desaparecido de un plumazo, la derecha no los va restaurar, recordemos las leyes del divorcio y del aborto ahí siguen después de haber gobernado la derecha en España durante ocho años, pero siguen porque no le cuesta dinero a los “protegidos” por la derecha que todos sabemos quiénes son, pero el Estado del Bienestar si les toca el bolsillo pues este bienestar se mantiene teniendo en cuenta el principio de la solidaridad de los que más tienen en favor de los menos favorecidos. Esas aguas nunca volverán a su cauce. Todo esto me recuerda aquello que escribió Gustavo Adolfo Bécquer, sobre las “oscuras golondrinas”. Puede que las oscuras golondrinas vuelvan y  aniden entre nosotros, en nuestros balcones, pero las que nunca volverán son las blancas palomas, porque estas han sido eliminadas por aquellos que un día se aprovecharon de su poder decisorio para borrarlas y quitarnos la bella imagen que siempre han representado: La paz, la tranquilidad, el sosiego y dentro de esa paz un acercamiento a la igualdad. ¡Esas no volverán!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here