La lonja de la deuda pública

1
46

La deuda pública y su colocación en los mercados es como ese novio de tu hermana al que un día no conoces pero que varias semanas después ya lo tienes hasta en la sopa, porque el común de los ciudadanos desconocía esta especie de lonja en la que se manejan los tejemanejes de la deuda pública de los países, pero ahora cualquier tertulia de bar es un simposio sobre la misma.

Y no digo yo que no sea importante conocerla, que lo es, pero la realidad es que el tratamiento mediático que está recibiendo últimamente se alinea más con un descubrimiento atemporal que con la publicidad de algo que se ha venido haciendo desde que el tiempo es tiempo y los Gobiernos son Gobiernos.

Para que nos entendamos, para poder acometer proyectos de sociales o de infraestructuras, los Gobiernos necesitan tomar dinero prestado, al igual que los ciudadanos de a pie para conseguir reformar sus viviendas o acceder a la propiedad de una, y si los segundos acudimos a las entidades financieras, los primeros tienen que acudir a los mercados internacionales, que no son más que los que compran bonos del Estado español a un determinado vencimiento y con un determinado tipo de interés.

Este tipo de interés viene determinado por el riesgo que intuyen los inversores en la deuda, es decir, la posibilidad que existe de que el dinero invertido, más los intereses generados, no sean pagados en plazo por parte del Gobierno en cuestión, lo cuál depende, evidentemente, de la coyuntura económica internacional y de la gestión de la misma que haga el Ejecutivo de cabecera.

En la última lonja celebrada España ha conseguido colocar toda su deuda a un tipo de interés por debajo de lo previsto por los mercados, y con un volumen de demanda adecuado, lo que ha tranquilizado a los inversores internacionales y nacionales porque demuestra que España tiene cierta reputación de solvencia.

Por tanto, parece que el maremagnum ha pasado ya, al menos hasta la celebración de la próxima lonja, cuando los especuladores internacionales volverán a poner en duda la solvencia del Gobierno español con el único objetivo de elevar los intereses que recibirán por su dinero invertido. No nos engañemos, todos los ataques especulativos, todas las dudas de los mercados internacionales son movimientos interesados en pos de un beneficio económico.

Patrocinado: Tu Hostal en Salamanca en Hostal Santel

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here