Enfoques cooperativos; Hoy: Cooperativismo… ¿dónde mejor que en las escuelas?

0
47

 Prof. Ramón Giménez
 
Por  José Yorg, el cooperario.

El interrogante del título del presente artículo es una expresión hecha por el Profesor Ramón Giménez , ex Ministro de Educación de la Provincia de Formosa, ex legislador nacional y ex Rector de la Universidad Nacional de Formosa-UNaF- en el contexto de una entrevista realizada por Roque Arguello referente histórico de TECNICOOP, a fin de volcarlo en un trabajo de carácter académico y que cobra-a todas luces-una importancia histórica actual muy significativa, toda vez que se asume la importancia de la educación cooperativa escolar y universitaria.

El Prof. Giménez al inicio de su exposición rememoró que en los años 70 recorrió mucho el interior de Formosa y dialogó con los docentes y se dio cuenta que estaba faltando algo, “algo que los aglutine en intereses comunes, tenían necesidades comunes, con objetivos también común” – explayándose sobre su gestión docente y como secretario general del gremio docente que ejerció siete años.

Afirmó Giménez que “el cooperativismo es una expresión social, una doctrina social, pero con una gran particularidad, que los beneficios y las ganancias económicas no son individuales sino de la sociedad. Es el mojón más importante que tiene esta cuestión del cooperativismo, y ¿dónde había que llevarlo, cómo llevarlo? Y había que llevarlo a la escuela… ¿dónde mejor que en las escuelas?”

“Las escuelas tienen un cooperativismo de raíz que son las cooperadoras escolares y en las cooperadoras escolares tiene ese condimento necesario, porque si hay que reparar la escuela, si hay que reparar un techo, los baños, los bancos y todos participan de esa necesidad, los padres, los niños, o sea toda la comunidad educativa y había que responder con una solución, con un mecanismo de solución y respuesta: la educación cooperativa escolar”.

En otro tramo de la entrevista el Prof. Giménez abogó por “la continuidad de la educación cooperativa en la Universidad Nacional de Formosa-UNaF-, por la que luchó y fue el autor de la Ley de creación, y con esa autoridad que nace de la fecundidad de los quehaceres sociales nos invitó a no bajar los brazos y también nos sugirió seguir planteando la apertura nuevamente de la carrera en cooperativismo.

“Me doy cuenta que no hemos sembrado las semillas en el desierto, la lucha no está terminada, que continua y ustedes son la continuidad de aquellos esfuerzos educativos respaldados por el Decreto Nº 496 del año 1.971 que creó la Comisión Provincial Permanente de Cooperativismo Escolar que facilitó enormemente nuestro entusiasmo educativo”, expuso Giménez al cerrar la primera parte de la extensa entrevista.

En efecto, de esta manera sencilla, sin alborotos, se va escribiendo la historia de un “movimiento cristalino” como lo afirmara este hombre que ocupó diversos cargos públicos pero cuya características es su entrega total a la educación.

Sabemos que al cooperativismo nunca le fue fácil su noble desenvolvimiento, por ello cobra capital importancia la publicación de estas experiencias educativas que son, al fin y al cabo… ¡un canto a la vida!

¡En la fraternidad, un abrazo cooperativo!

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here