La pregunta del millón

0
51

(Obligado silencio)

En estos momentos, políticamente hablando, la pregunta del millón pasa por averiguar cuándo y cómo el actual presidente del Gobierno, Rodríguez Zapatero, comunicará su disponibilidad, o no, a ser nuevamente candidato del PSOE en las próximas elecciones generales. Conocer la respuesta, lógicamente, es algo que afecta, repercute e interesa a la sociedad española, pero de forma muy especial a los dirigentes de la mencionada formación política pertenecientes a las distintas administraciones: central, autonómica y municipal.

Tal  incógnita supone el secreto mejor guardado y sin duda el  tema más debatido y comentado entre los responsables del PSOE a todos los niveles, pero salvo raras excepciones tales como: Felipe Gonzalez, Rodriguez Ibarra y Fernández Vara, con sus insinuaciones, nadie se atreve a exigir a Zapatero se pronuncie sobre una cuestión tan súmamente importante, teniendo en cuenta que las elecciones autonómicas y municipales estan a la vuesta de la esquina.  Es ridículo tal silencio cuando el mismísimo ZP conoce perfectamente que esla comidilla diaria del partido.

En la última reunión mantenida con los barones, nadie se atrevió ni hizo referencia alguna al tema en cuestión. Se limitan a lamentarse entre ellos por el temor que les inspira el lider y sus ya famosas improvisaciones. Hasta cierto punto, la postura de los cargos socialistas es comprensible. Quedar fuera de las listas en municipales y autonómicas por un comentario o pregunta desafortunado seria un desastre. Es mucho lo que se juegan y nadie se fia de nadie. En el fondo y aunque no lo reconozcan, viven atemorizados y amargados pensando en los resultados de los comicios de mayo, que según los sondeos de opinión, les supondrá pasar a la oposición y a otros muchos a verse en la puñetera calle al menos durante los próximos cuatro años.

Lo que no parece ofrecer incertidumbre es que el candidato socialista, con todos los merecimientos, con o sin primarias, será al actual vicepresidente primero y ministro de Interior Perez Rubalcaba, cuya talla política está a años de ciertos nombres que carecen del pese específico necesario tal como Bono, Carmen Chacon o el mismísimo Jose Blanco que ya es decir….El copresidente posee méritos y preparación suficientes para ocupar la Presidencia del Gobierno, si bien, tratándose de la misma marca (PSOE), los usuarios  (votantes), no suelen cambiar de vehiculo por otro más antiguo y de carroceria menos vistosa, al menos entre el personal femenino…

Retornando a la incognita sobre la decisión de si Zapatero volverá a ser camdidato del PSOE en el 2012, la mayoria de los opinantes situan la fecha de comunicación despues de celebrarse las elecciones autonómicas y municipales del 22 de mayo, lo cual “supondria un craso error que el presidente debe meditar sin prisa pero sin pausa”. Tras los desastrosos resultados electorales augurados por las encuestas, su imagen, o lo que quede de ella, quedará totalmente destrozada. Abandonar en esa fecha le supondría una tremenda bofetada  directamente a su orgullo. Conviene tener presente que los ciudadanos solo recuerdan los últimos acontecimientois…

En sentido contrario, existe otra corriente de opinión mucho más inteligente, que apuesta por que el anuncio del cese o abandono se efectue en primavera, antes de los comicios, con lo cual, cuando se produzca la debacle, el expresidente ya se encontrará en su casita de León y será Rubalcaba quien deberá apechugar con todo el marrón. A no ser que, viendo como se presenta el panorama y amparándose en su ya dilatada carrera, don Alfredo, que se las sabe todas y una más, tambien decida hacer mutis por el foro y abandonar igualmente la política..Recuerden este último comenmtario. ¿Se imaginan vds. el pais en manos de los restantes ministros socialistas hasta marzo del 2012?..¡¡Tiempo al tiempo!!”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here