Gadaffi, chico malo

1
39

EL CRISOL    –    Pascual Mogica Costa

                   

     Al parecer se habían olvidado ya aquellos bombardeos sobre Trípoli y Bengasi llevados a cabo por aviones de los Estados Unidos de Norteamérica y que tuvieron lugar el 15 de abril de 1986, aún recuerdo cuando por la noche se oían los motores de los B-52 procedentes de la base USA de Morón en Zaragoza, donde hacían escala en su viaje desde EEUU y pasaban sobre la vertical de la costa alicantina camino de Libia,  con el fin de “castigar” al entonces dictador Muammar al-Gadaffi por financiar y apoyar a los terroristas, y ahora, al cabo de mucho tiempo, vuelto a considerar como tal dictador por las potencias occidentales. Ha tenido que ser el pueblo libio el que se haya lanzado a la calle para derrocar al sanguinario represor, han tenido que haber, hasta ahora, centenares de muertos y miles de heridos en la revuelta, ha tenido el mundo que presenciar como Gadaffi bombardeaba con sus aviones a los ciudadanos en las poblaciones sublevadas y sobre todo han tenido que ver como se ha puesto el precio del petróleo para que ahora todo el mundo se haya erigido en redentor del pueblo libio y vaya “a muerte” contra el dictador. Me viene a la memora el hambre y las calamidades que están sufriendo en Etiopía y Somalia y en otras naciones, no del tercer mundo, sino del último mundo, porque no tienen petróleo en su subsuelo, si lo tuvieran serían, sin duda alguna, esos redentores los que irían a salvarles, aunque salvarles no quiere decir que les iban a librar del hambre, de la miseria, de las enfermedades, de la incultura y de los “señores” de la guerra que no son otros que un montón de basura, pero eso si bien armados, que solo se ocupan de fomentar el terror  y la muerte robando y asesinando.

      Menos mal, que el levantamiento en Libia y sobre todo el afán de seguir “haciendo negocios” con los que puedan ganar, han recordado al mundo que Gadaffi es un chico malo. Siempre lo fue.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here